Con la tecnología de Blogger.

18 de feb. de 2012

Fanfic: Summerboy 2da temporada capitulo 21


Supongo que dejaría eso en uno de los archivos de mi subconsciente. 


Salimos a la playa y caminamos un rato, ver el reflejo de la luna en el mar era hermoso. "Lauren, regresemos a la casa. Mañana tenemos que irnos temprano, tienes clases" Dijo algo desanimado "Bueno vamos, igual tengo que acomodar las cosas y quiero tomar un ducha". Volvimos a la casa y estaba mucho más calmada que la noche anterior, evidentemente la habían limpiado y sólo quedaban un par de amigos de Justin y Sean, su novia, y nosotros dos. Unos de los chicos y Sean preparaban una barbacoa, Justin se les unió mientras yo subía a ducharme. 


Tomé una de las duchas mas relajantes de mi vida, salí y me puse unos shorts y una camisa caída de un hombro, desenredé mi cabello y bajé. Todos estaban sentados en el área de la piscina en unos muebles blancos que estaban cerca de la barbacoa. Me senté alado de Justin y subí mis pies a el mueble poniendo mis rodillas cerca de mi rostro mientras Justin me rodeaba con su brazo. Todos estaban hablando y yo solo estaba hipnotizada por el olor de las costillas que estaban asando. "Y ¿Cómo se conocieron?" preguntó uno de los chicos "En un campamento, según debieron ser las peores vacaciones de mi vida pero fueron todo lo contrario" "Ella me odiaba" dijo Justin "¿QUÉ?, ¿no estaba contagiada por la Bieber Fever?" dijo como si yo hubiese cometido algún delito "En realidad, no" dije riendo "Pero ahora estoy en la fase más grave de la enfermedad, muriendo" dije riendo "Y yo, muriendo por ella" dijo Justin señalándome. Reímos y hablamos un rato más hasta que la comida fue servida. 

-


Katia, la novia de Sean era bastante rara, a decir verdad. No sé si era su cabello amarillo falso o sus ojos azules opacos, o su forma de hablar como si no entendiera sus propias palabras. Pero de algo estaba segura, no dejaba de mirar a Justin. Está bien, lo entiendo, Justin es.. Justin, pero era muy incómodo sentir sus ojos clavados en nosotros cuando Justin me daba un beso. Estuve varias veces a punto de decirle algo pero, no quise ser mi misma por un rato. 


Todos estábamos en la sala sentados -acostados, en los muebles, puffs, alfombras, o en cualquier lugar posible, hablando y bebiendo cualquier cosa que tuviera alcohol en esa casa. Yo? Redbull, por supuesto. Justin y yo estábamos en la alfombra, yo acostada y él sentado cerca de mi. Cerré mis ojos un momento y luego sentí a un peso encima de mi. 


Quién más podría ser?


"Mierda, Jay!" exclamé ríendo, "¿Ahora me dirás así siempre?" "Trato de variar las cosas" "Está bien...." dijo pausando y pensando qué otro sobrenombre me podía poner. "Imposible, no se te ocurre nada..." "Por ahora.. Eres McLovin" sonreí y él se acercó para besarme. Undí mis dedos en su cabello -que ya estaba comenzando a crecer, y Justin colocó su mano en mi mejilla. "Míralos, les dejamos de hablar por un minuto, y ya tienen sus lenguas en la garganta del otro." Justin sonrió en mis labios y se separó de mi. "Si les molestamos, nos podemos ir.. De todas formas ya es de madrugada y tenemos que irnos mañana..." "Sí, vayan a dormir" dijo Sean riendo, yo volteé los ojos. 


"Yo me voy a dormir. Tú quédate aquí, tranquilo" le dije a Justin mientras me levantaba. Le dí un beso en la mejilla y me despedí con la mano de todos. Comencé a subir las escaleras, y sentí a Justin tomar mi mano y adelantarse unos escalones más que yo. "Mañana voy a conducir. Tengo que dormirme temprano" gritó a los demás y me guiñó el ojo. 
Subimos y Justin se lanzó en la cama. Yo caminé hasta el baño y me cepillé los dientes, me peiné el cabello de nuevo y busqué una pijama en mi bolso. "Laaaureeen" "Juuuustinnn" le respondí imitando su tono de voz. "Ven" "No" "Lauren" "Justin" caminé hasta el baño de nuevo para cambiarme. 


No pensaba cambiarme al frente del depravado sexual de Justin. 


"No, ven" me haló el brazo antes de que entrara en el baño. "Eres insoportable" "¿Por qué no dejas esa ropa en tu bolso y vienes conmigo a esta cómoda cama?" "Porque hay demasiadas personas abajo" "La puerta tiene seguro" "Igual..." "Lo siento, olvidé que no puedes estar callada" dijo riendo. "¡Justin, cállate!" le pegué en el brazo y me comencé a reír mientras desviaba la mirada. Sentía como la sangre subía por mis mejillas. "Te ves adorable cuando te sonrojas" susurró y me besó. "Ni lo pienses" lo aparté y entré al baño a cambiarme. 
Cuando salí, Justin ya estaba en boxers acostado en el medio de la cama, con sus manos detrás de su cabeza. Moví la cabeza de lado a lado y pasé mis dedos por mi cabello. Me arrodillé en la cama y lo moví a un lado. "Hazme espacio" Me haló de la cintura y caí encima de él. "Ya" "¿Qué te sucede hoy?" le pregunté riendo. "Cuando lleguemos a los Ángeles, vas a estar ocupada estudiando... Y yo tengo que terminar el disco... y no nos vamos a ver todo el tiempo." "Justin, pasado mañana nos mudamos juntos. Sin mencionar que estamos en la misma habitación de hotel mientras" volteé los ojos y él unió sus manos en mi cintura. "Sabes a lo que me refiero" me besó como si su vida dependiera de ello. Deslizó su mano dentro de mi blusa una y otra vez. "¿Qué hay de los de abajo?" susurré separándome de sus labios. Él se rodó dejándome debajo de su cuerpo. Me dió pequeños besos en el cuello y luego me susurró al oído, "Has como si no estuvieran allá"


-


Abrí un ojo apenas y lo cerré de golpe sintiendo la luz justo al frente de mi. Demasiado rollo para despertarme luego de que amaneciera. Bueno, un día más, un día menos de clases.. lo mismo.
Entré al baño y me aseé. Duré unos meticulosos cinco minutos peinando mi cabello. Tenía nudos en cada mechón. 


Justin... Suspiré y sonreí como una idiota. 


La vida me estaba tratando tan bien.. 
Subí mi bolso en la cama y saqué todo. No sé qué me sucedía hoy pero me sentía con ganas de arreglarlo todo. Así que doblé todas las blusas, los shorts y las camisas; organicé la ropa interior y los trajes de baños y coloqué las sandalias en donde iban. Luego elegí lo que iba a usar, una blusa suelta de estampados de todos los colores, -literalmente: morada, fucsia, naranja, azul, marrón, amarillo y negro. Luego de rebuscar -ordenadamente, por supuesto, entre todos los shorts me puse unos altos marrones, y unas sandalias gladiadoras cortas del mismo color. 


Cerré todo, busqué mi teléfono, lo encendí y al tocar la pantalla apareció una foto donde estábamos Justin y yo besándonos en una calle de París, Mel la había tomado desprevenidos. Sonreí recordándome de París con Justin. Luego vi la hora, 9:30am. 


Como ya dije, tenía ganas de arreglarlo todo. Así que bajé el bolso al suelo y tendí la cama. Who am I?


Salí de la habitación y lo primero que sentí fue el olor de comida que venía de abajo. Bajé las escaleras como si de un maratón se tratara.


Justin estaba haciendo panquecas pero no sólo eso, habían frutas picadas en la barra de la cocina y jugo de naranja natural -véase las conchas de naranja al lado de las hornillas; todo tipo de syrups, y el jarrón de la mesa tenía flores amarillas nuevas. 


"Buenos días" dije alegre, y él volteó a verme con esa sonrisa típica de él que te hace sonreír de vuelta. "Buenos días preciosa" me dió un beso y siguió haciendo el desayuno. "Alguien está de buen humor hoy" dije riendo y sentándome en la barra de la cocina donde él hacía las panquecas. Asintió con su cabeza y sonrió de nuevo colocando las últimas cosas en un plato y llevándolo a la otra barra. "Anoche fue.." "Lo sé" concluí riendo y le quité el plato de la mano para ponerlo yo donde iba. "No sabía que podías hacer eso" "Lo mismo digo" le di un beso y dí la vuelta para sentarme al frente de él. "Gracias por todo esto." "No es por nada" sonrió y tomó un sorbo del jugo de naranja "¿A qué hora nos vamos?" pregunté luego de un rato de oír cubiertos y mordiscos. "Cuando quieras" respondió sin pensar mucho. "De todas formas ya me perdí las clases de la mañana. Tengo una a las seis de la tarde, creo" "¿Crees?" bufó. "Creo. -reí y me serví frutas en mi plato,- No me sé todos mis horarios, es algo abrumador esto de la universidad." 


Hablamos de otras tonterías mientras terminábamos de comer. Nos levantamos y limpiamos todo el desorden. "Mclovin" dijo Justin con su tono más adorable, mientras tomaba mi rostro entre sus manos para besarme. 


Sentí unos ojos clavados en nosotros. Me separé de Justin y ahí estaba Katia, luciendo nada más que un camisón prácticamente transparente. "Uh, buenos días" dije pasando mis brazos por el cuello de Justin. "Buenos días. Justin! Adoro tu camisa, te hace ver tan musculoso" 


¿En serio acababa de decir eso?


Really bitch? 


Hubo un silencio y la miré como si las miradas comieran. "Eh, gracias Katia" 


Sin mencionar que tiene nombre de puta polaca.


"Uhm, hay jugo de naranja en la nevera, dejamos panquecas hechas, están allí en la mesa." "Gracias Lauren, son un amor" 


Siento que escupe colores cuando habla.


Ella buscó el jugo en la nevera, su vaso y se sentó a comer. Yo, por mi parte, no aguante las miradas de reojo que Justin le daba cuando se volteaba. Volteé su cara y lo besé, así como si no estuviera ella allí. 


"Tengo ganas de nadar desnuda en la piscina más tarde.. ¿Se apuntan?" dijo interrumpiéndonos y hablando como si cada palabra fuera un orgasmo más. "¿Qué coño..?" susurré inmediatamente causando a Justin soltar una risa. "Nos vamos hoy de vuelta a los Ángeles." respondió. "Lástima.. Bueno, supongo que nos veremos todos de nuevo en los premios del próximo domingo." 


¿Premios? 


Siento que dormí dos años y no sé qué coño ha pasado.


"Sí, los premios.."


"¿Cuáles premios Jay?" "Unos de MTV.. Pensaba decirte hoy, propiamente, invitarte como mi cita pero, bueno" dije encogiéndose de hombros, "Lo pensaré" reí y él se unió. "¿Lo vas a pensar?" me preguntó haciéndome cosquillas. "Creo que ya no quiero" me besó y luego me miró a los ojos. "¿Re-concideraste mi oferta?" "Puede ser.." susurré y lo volví a besar pasando mi pie derecho por su pierna izquierda y apoyándolo en sus vans grises. "Ustedes sin duda saben como ignorar a los demás" dijo casi como si fuera un chiste mental para ella sola. "Bueno ya nos vamos" dije con una sonrisa hipócrita en mi cara "Bueno que tengan un buen viaje. Nos veremos en otra ocasión Justin" dijo mirando a Justin como si fuera algo que se pudiera comer. Lo tomé de la mano y para terminar esta incomoda conversación "Nos despides de Sean" y salimos de la cocina.




Auto-control Lauren.




Justin tomo las maletas y abrió la puerta de la casa, afuera nos esperaba la Range Rover de Justin y otra camioneta en la cual estaba un chofer y Kenny. "¿Cómo amanecen?" preguntó Kenny con esa gran sonrisa que a menudo está plasmada en su rostro "Mejor que nunca" respondió Justin mientras volteaba riendo a verme, yo sólo me limite a sonreír, supongo que no poder insultar a perra de Katia por ser novia de Sean me había bajado un poco los ánimos. "¿Nos vamos?" dije caminando hacia la puerta del copiloto "Vamos" subió a la camioneta y se colocó el cinturón de seguridad, yo sólo no podía dejar de mirarlo, pensar que como Katia hay millones de chicas allá afuera muriéndose por Justin y que son capaces de hacer cualquier cosa por él, por mi Justin. ¿Y qué si él se cansa de mi? ¿Qué si enamora de otra?, de repente una oleada de pensamientos inundaron mi cabeza, interrumpidos por la voz que justo quería oír en ese momento... "Lauren no pienso arrancar si no te has abrochado el cinturón" "Listo" dije mientras lo abrochaba "Te amo" dijo sin apartar la mirada de mi "Y yo a ti, pero quiero llegar rápido a casa" dije riendo, intentando escapar de esos momentos cursis los cuales estaban pasando más seguido de lo normal.


-


Desperté al sentir un va y ven en mi cuerpo. Justin me llevaba en sus brazos a la habitación "No puedes decir que no soy tu príncipe, hasta te cargo como un príncipe cargaría a su princesa" dijo al ver que estaba despierta "Está bien -dije riendo- ¿Y las maletas?" "Kenny ya las subió". Justin abrió la puerta de la habitación y me puso sobre la cama. ¿Cómo es que una persona puede quedarse dormida tan profundamente en tan solo 30 minutos?


"Deberías preguntar a que hora tienes clases ¿no?" "Ya le escribo a Mel".
Le escribí un texto a Mel preguntándole la hora, a lo cual respondió *"A las 3. Ya te extrañaba"* miré el reloj y eran las 11:00am *"K. Y yo a ti. xoxx"*.


"Tengo clase a las 3 así que podemos hacer algo antes" dije saltando de la cama y abrazándolo por detrás "Claro hagamos algo" dijo mirándome como un acosador sexual. 


"Quiero decir algo como salir a comer o no se" "Tú y yo sabemos lo que quisiste decir" "Que asco Justin, para" dije riendo y golpeando su brazo "Bueno ¿a dónde quieres ir?" "Salgamos y vemos a dónde nos lleva la carretera" le respondí y le di la vuelta empujándolo hacia la puerta de entrada. 




-


Conducimos hasta un McDonalds que estaba cerca de el hotel, Justin tomó unas gorras que estaban en la parte trasera de la camioneta, me dio una y la otra se la coloco él. "No quiero que llamemos mucha la atención" dijo poniéndose la suya "Creo que una gorra no es suficiente" y como siempre él tenia que ganar, saco de la guantera de la camioneta un par de gafas de sol. Él siempre preparado. "¿Lista McLovin?" "Siempre". Bajamos de la camioneta y él me tomo de la mano, veníamos de la playa así que nuestra vestimenta era normal, nada fuera de lo común, así que no creo que llamemos mucho la atención. Solo faltaba un bloqueador solar en nuestras manos para hacer más evidente que veníamos de la playa.


Entramos a el McDonalds y fue genial no tener miles de personas bloqueando nuestra entrada con sus cámaras y cegándonos con sus flashes. Fuimos a una caja a hacer nuestro pedido, era obvio que en algún momento sabrían que era Justin Bieber, el cajero se quedo boquiabierto "Buenas tardes, ¿puedo tomar su pedido?" dijo un poco nervioso "Hey, claro una BigMc. ¿y tú qué quieres, Mclovin?" "No hay un combo llamado Mclovin, disculpe" dijo tartamudeando el tipo. Justin y yo soltamos una carcajada tan fuerte que nos volvió el centro de atención del local. "No.. ehm.. estaba hablando... con ella" Dijo Justin entre risas. Unas chicas que pedían su orden en la caja de al lado, comenzaron a vernos mientras susurraban.


Malditas chicas de primer año de secundaria.


"Eh bueno, voy a pedir un McWrap con papas grandes" dije apenas pude dejar de reírme.
Justin pasó su tarjeta en el momento en que el chico dijo cuánto era antes de que pudiera discutir sobre quién pagaba. Aunque, por experiencia, ya sabía que yo nunca ganaba esas discusiones.


Todos los empleados, al ver quién era Justin, hicieron doble esfuerzo en el mínimo tiempo posible como si se tratara de alguna carrera por un mejor sueldo o empleado del mes con vacaciones anticipadas.


Cuando nos entregaron la comida y caminamos hacia la mesa en la queríamos sentarnos, pudimos darnos cuenta como éramos el centro de atención de todas las personas que rellenaban los puestos del lugar con sus gordos traseros. Todos usando sus cámaras, en su mayoría de teléfonos actuando como un niño escondiendo el desorden que hizo de sus padres, así como si no estuvieran tomando fotos.
Salvajes en cautiverio. Estoy segura que de poder -porque seguro tenían miedo de que saliera Kenny a apartarlos, estarían encima de nuestra mesa, para comer de las papas fritas del ídolo pop. 


Podía oír las voces de adolescentes -ah claro, Lauren la adulta. Por favor, no soy ni mayor de edad. Dejaré de ser adolescente cuando pueda comprar vodka sin usar credenciales falsas, decir ''que tiernos son' o ''quiero ser ella'' ''que bello Justin'' ''quiero casarme con él'' o un particular grito sobre lo sexy que era. "No entiendo por qué te idolatran tanto" dije mientras mordía un poco de mi comida. Él volteó los ojos y me respondió con la boca llena. "Por la misma razón que tú me adoras" "Justin! Traga antes de hablar imbécil" Reí y en eso llegaron una madre y su hija de unos 5 años, con una hoja en la mano, un bolígrafo y adorables coletas en la cabeza. "Disculpen la molestia, pero podrían tomarse una foto con mi hija? Jen ha estado llorando porque no iba a poder conocerte hace unos días y comenzó a gritarme cuando los vio" dijo apenada la señora. 


"Tranquila, ven nena." le dijo Justin dulcemente cargándola y poniéndola en su regazo para la foto. Yo le quité los lentes a Justin de la cara y los coloqué en la mesa, "Con ella también, ella es la novia de Justin Bieber es muy linda, ponla en la foto mami" Justin y yo reímos y su mamá sonrió. "¿No te importa, cielo? " preguntó ella, amablemente. "No, está bien." sonreímos hacía la cámara mientras el fash nos cegaba por un mili-segundo, y luego Jenn saltó de las piernas de Justin y le pidió un abrazo. Él era tan tierno con los niños, le dió un abrazo y le dijo "Gracias por siempre apoyarme" ella lo llamó para decirle un secreto, él se acerco a ella y luego comenzó a reír "¿Es hermosa verdad?" dijo mirándome "Sí, es muy linda" dijo dándome una gran sonrisa, "Ya vamos Jen, tienen que comer. Muchas gracias chicos". Justin y yo nos despedimos con las manos, ella tomó la mano de su madre y y se fue llorando. A decir verdad mi chico causaba euforia. 


Terminamos de comer y salimos del lugar, Justin tomó mi mano y la apretó fuerte para no perdernos entre la multitud de paparazzis que nos esperaban afuera. Justin sólo me decía "Baja la cabeza, te poden golpear la cara. Baja la cabeza". Subimos a la camioneta, todos esos tipos nos bloqueaban, todos estaban encima de la camioneta con sus inmensas cámaras para obtener una buena foto, miles de flashes titilaban a el mismo tiempo. Mis nervios no eran normales a diferencia de mi, Justin estaba calmado, comenzó a retroceder lentamente hasta lograr salir del puesto de estacionamiento y poder seguir nuestro rumbo. 


"Justin son las 2:30pm, no creo llegar a la clase hay que ir a el hotel a buscar mis cosas" "Yo siempre estoy preparado, están en la maleta" "Por eso te amo" dije apretando sus mejillas.



-
Habíamos llegado a la universidad "Cuando salgas paso por ti ¿ok?" dijo acercándose a mi para besarme "Ok" dije acercándome más hasta besarlo "Te amo" "Yo más a ti". Bajé de la camioneta y fui hacía la maletera para sacar mis cosas. 



Corrí como loca por todos los pasillos de la universidad hasta llegar a el aula que me correspondía. 2 minutos antes, justo a tiempo. 




Pude ver a Mel a lo lejos haciendome señas para llamar mi atención, tenía su bolso en la mesa que estaba a su lado para guardarme el lugar. Las aulas de las universidades eran gigantes, cualquier profesor se sentiría un cantante o algo parecido eso era como un estadio. 


Camine hacia ella y me abrazo lo más fuerte posible. Típico en Mel. "Te extrañe, ¿Cómo la pasaste?" dijo moviendo sus cejas y golpeandome con su codo mientras movía su boca seguido por una carcajada. "La pase genial, fue perfecto" dije riendo "No entiendo como un ser tan hermoso no fue destinado a ser un ángel, es tan tierno, tan dedicado, tan talentoso, tan perseverante, tan..." continúe inspirada, luego siendo interrumpida por Melody "Sí Lauren, tu novio es perfecto" dijo riendo y volteando los ojos "Igual yo soy belieber a pesar de que él es mi amigo y tu novio y es algo incomodo pero entiendo todo lo que dices" dijo Melody riendo. 



Claro, se me había olvidado que mi mejor amiga es casi la mayor fan de ni novio. Raro. 



La clase se me hacia eterna, yo solo quería que terminara para ir a casa con Justin. 


-


La clase terminó y salí con Mel del edificio como a las nueve de la noche.


"Voy a ir de compras a Beverly Hills mañana, con unas amigas nuevas que conocí en mi clase de ayer.. ¿Quieres venir con nosotras?" me preguntó Melody, mientras el viento sacudía nuestro cabello en nuestros rostros. Le sonreí, por fin iba a tener contacto humano con californianos nuevos. 


Quizás ésto es lo que necesitaba después de lo que nos dijo el insignificante tipo de la fiesta. Había pensado mucho sobre eso.


"Uhm.. claro, pero prométeme que no son unas rubias superficiales" le dije cruzando mis brazos sobre mi pecho casualmente. Ella volteó los ojos, y se aferró a su chaqueta de marca color crema, evidentemente sintiendo frío. El clima aquí era como los humores durante el embarazo. "Pues por supuesto que lo son, pero igual vendrás." me respondió y ésta vez, fui yo la que volteó los ojos. "Me burlaré de tus amigas," le advertí y ella reí asintiendo la cabeza, luego proseguí con mi amenaza, "en sus caras", "Ya lo sé, te conozco Lau" me respondió y seguimos caminando hasta su carro. 


Sí, el carro de Mel. Lo había comprado durante mi estancia en la playa. 


Era blanco y era convertible. Mel quería mandar a hacer una placa con algo original, pero todavía no se le ocurría nada. Así que todo el viaje estuvimos -ella, me obligó, cabe recalcar, tratando de que se nos pasara por la mente algo perfecto para su placa.


En eso llegamos al hotel donde me estaba quedando últimamente con Justin y me despedí de Melody. 


Prácticamente al mismo tiempo que comencé a caminar a la entrada, los paparazzis me atacaron, golpeándome en el brazo, y uno me causó un raspón con un adorno de su cámara. Por suerte, la seguridad del hotel ayudaron a que entrara. 


"¡Jódanse!" les grité desde el vidrio de adentro y les hice mi seña de costumbre. 


Estaba harta de ellos. 


Caminé ignorando las fotos a lo lejos y al llegar al ascensor, pulsé el botón y esperé a que llegara.


Saqué mi teléfono del bolsillo de mi abrigo, y le mandé un texto a Justin diciéndole que ya estaba llegando.


Él estaba en el estudio hoy, así que subí me arreglé para dormir y así hice. 




-


Mi teléfono sonaba sin parar mientras trataba de seguir durmiendo.


Revisé la hora en el reloj que estaba en la mesa de noche y eran las 2:00am. 


"¿Quién coño ..?" me pregunté a mi misma frotando mis ojos con mis dedos en un intento de despertarme. Tomé al celular y la llamada era de un número desconocido. 


Normalmente no atiendo números desconocidos pero, si alguien me llama a las dos de la mañana tiene que ser por algo importante, ¿no? 


No vi ningún video de casette así que dudo que sea una niñita avisándome que voy a morir en 7 días.


"¿Aló?" susurré molesta, "¡¿Lauren?!" preguntó una voz alarmada, la cual no pude distinguir, "Sí, ¿quién coño es?" le pregunté en retorno y hubo una larga pausa antes de que me respondieran. 


"Matt, tienes que escucharme pasó algo horrible" me respondió mi hermanito, haciendo que mi piel se pusiera de gallina.

Escritoras: @Mafestarship y @pamelaovoxo


9 comentarios:

  1. omb siguelaaa ame el cap *-*

    ResponderEliminar
  2. Definitivamente este cap estuvo BUENISIMO (bueno como TODOS los cap de #Summerboy) ... pero ahora que habrá pasado que Matt llamó a Lauren?? o.O #IntrigaON

    Amo a Justin&McLovin son la pareja PERFECTA!!



    #Summerboyliber

    AMANDO #Summerboy

    ResponderEliminar
  3. OPD! publiquen el cap 22 mañana no puedo esperar hasta el luneees!

    ResponderEliminar
  4. SIGANLAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA OMG!!!!! Q PASO??? hagan maraton pleasee

    ResponderEliminar
  5. siguela please espero que a ninguno de los padres de LAUREN les aiga pasado nada:(

    ResponderEliminar
  6. OMG que pasooo?? SIGUELAAA haz un maraton por carnaval please amoo #SUMMERBOY es lo maximooo <3

    ResponderEliminar
  7. hvjdshvjsih OMGG !!! plissss seguilaa porfavorrr :) es la mejor novelaa que lei :D

    ResponderEliminar
  8. siganlaaaa plisssssss debo saber que paso por el amor de diosss

    ResponderEliminar
  9. me encanta la novela, porfavor siguela, esta genial!

    ResponderEliminar

¡Cuéntanos! ¿Que te Pareció?