Con la tecnología de Blogger.

13/2/2012

Fanfic: Summerboy 2da temporada capitulo 19.


Luego de mi charla con papá en Miami y más días siendo ignorada por mi madre, llegó el día de regresar a mi nuevo hogar: Los Ángeles, California. 


Justin y yo no habíamos hablado desde la estupidez de su fan. Bueno, él sí me había mandado mensajes de texto, de voz, etc, pero no tenía ganas de discutir o ponerme más enojada o estresada así que los ignoré. 


No precisamente, porque los leí y oí todos y me obligué a mi misma a no contestarlos pero bueno..


Mis vans grises rechinaban contra el suelo con cada paso que daba por los pasillos del L.A.X. Ya que normalmente al viajar uso la ropa más cómoda que tenga, tenía puesto un mono corto gris y una blusa caída en el hombro blanca, mi cabello desordenado y apenas un poco de maquillaje. 


Como no le había pedido a Justin que me esperara acá, dudo que viniera. Al menos eso espero, aunque sinceramente no me importan un coño cómo queden las fotos de los paparazzis. Mis familiares no leen People Magazine, y yo tampoco. Sólo Mel pero, Mel es Mel.


Esperé impaciente jugando una partida de Temple Run en mi teléfono mientras llegaba mi equipaje, que terminó cuando choqué con un árbol al asustarme por sentir unos brazos rodear mi cintura por detrás. 


Di un pequeño salto y luego me di cuenta de quién era.


"Me asustaste." susurré bloqueando mi celular y guardándolo en mi bolsillo trasero. "Yo también te extrañé." me respondió besando mi mejilla. Volteé los ojos y me volteé, abrazándolo inmediatamente, respirando de su dulce aroma. "Por supuesto que te extrañé, pero por lo menos tú tuviste a la chica de la foto para no sentirte solo." le dije recordándome que estaba brava con él, muy terca como para olvidarlo. Él, volteó los ojos y se acercó para besarme. "No." le dije dándole la espalda y cruzando mis brazos en mi pecho.


Sentí que sacó mi teléfono del bolsillo trasero de mis monos, y volteé inmediatamente.


"¿Qué vas a hacer con eso?" le dije, señalando mi teléfono en sus manos. "Nada. Voy a ver algo." me respondió y me volteé de nuevo ignorándolo. De todas formas no sabría mi contraseña. 


Sentí que susurró un montón de fechas, probablemente tratando de adivinar la contraseña que había puesto hace dos días. Matt de verdad era insoportable, y queriendo jugar con mi teléfono terminó poniendo una de las notas de voz de Justin, en la que decía cualquier tipo de cosas al azar tratando de hacer que hablara con él.


Cualquier.


"Uhm.. ya sé." susurró a los segundos, cuando volteé a verlo. Sonrió victorioso luego de escribir algo a los minutos llegaron mis maletas. 


De pronto, Kenny ya estaba al lado de nosotros, junto con dos guardias más, ellos llevaron mi equipaje, a pesar de que me negara varias veces. "Adelántense, voy a comprarme un café, no he tomado uno y ya son las diez de la mañana." les dije y asintieron. 


Caminé hasta la tienda Starbucks que estaba apenas a unos pasos de donde estábamos, me paré en la fila, esperando mi turno. 


"¿Cuál es su orden?" me preguntó de mal humor la cajera. "Un expresso mocca y una buena actitud, por favor" dije tratando de ser amable, entregándole el dinero y dándole mi atención a Justin que estaba ahora en mi lado. La oí susurrar cosas enojada, probablemente lo mucho que ya me odiaba. Nada fuera de lo ordinario.


"Toma tu teléfono," me lo dio y luego undió sus manos en sus bolsillos. Asentí y lo guardé de nuevo, sin preocuparme por lo que había hecho. "Kenny está afuera de la tienda," me dijo y volví a asentir, mirando a la cajera, esperando a que me diera mi café. 


Cuando volteó hacia mí, para entregarme mi pedido, al darse cuenta que el chico con el que estaba hablando era Justin hizo caer en el mostrador todo el café. Intenté con todo mi ser no reírme de ella, pero el karma le llegó; un supervisor -nótese, en la pequeña placa de título en su camisa, la miró asombrado y caminó hacia ella, llevándosela a otro lado. "¿Y ahora quién va a darme mi maldito café? Necesito mi café, tengo horas en un maldito ascensor, estresada y necesito mi café." dije molesta y oí la risa de Justin retumbar a mi lado, "Cálmate, podemos buscar café en otro lugar." me dijo apoyando sus codos en la parte del mostrador que no tenía café y sonriéndome. "No, quiero comprarlo aquí. Y no estoy de humor, no me hables." le dije cruzando mis brazos en mi pecho y repitiendo una y otra vez que necesitaba mi orden. 


Una chica muy sonriente de ojos verdes intensos, con el cabello rojo envuelto en una coleta muy peinada limpió todo y me hizo el café en un momento. "Disculpen la tardanza, Annie su fan desde siempre." nos dijo y miró penosa a Justin al referirse a él. "No hay problema...Annie" le respondió al ver su nombre en su blusa, mientras le daba su sonrisa del millón de dólares. "Gracias, no hay problema" le dije, y salí de la tienda, ignorando el hecho de que Justin estaba todavía adentro.


Volteé los ojos y llegué hasta donde estaba Kenny, tomando un sorbo de mi café. Ugh, que asco, estaba horrible. "¿Están peleados?" me preguntó Kenny, obviamente hablando de mi y de Justin. "Algo así. Lo peor es que va, y habla con la pelirroja esa, mira, siguen hablando." volteé los ojos, señalándolos. "Ha estado triste todos éstos días porque no le contestabas" me respondió, sentándose en un banco. 


Los paparazzis tomaban fotos de todo a lo lejos, aunque no veo la necesidad de tomar fotos si Justin no estaba a nuestro lado. 


"Creo que ya habló contigo..." dije resaltando lo obvio, y él asintió. "Supongo que debí hablarle, pero estoy mal por otra cosa también y me molestó mucho esa foto. Aún más que no entendiera por qué me molestaba tanto." le dije encogiéndome de hombros y volteando a mirarlo de nuevo, mientras salía de la tienda, y caminaba hacia nosotros. "Hablen, arreglen todo. No pueden estar peleados por algo tan tonto" me dijo Kenneth sonriendo. Asentí y nos unimos a Justin, caminando hasta la salida. 


Justin rodeó mi cintura con su brazo y se acercó a mi oído, "Por lo menos hasta que lleguemos al carro, los paparazzis son muy agresivos." me dijo. Yo, apenas oyéndolo, asentí.


Ignorando a los flashes incontrolables y los gritos, llegamos rápido a la camioneta negra de Justin. Él me abrió la puerta de co-piloto y mientras entraba, él corrió al otro lado, mientras que Kenny y los demás encendían el otro carro. 


"¿Mi equipaje?" le pregunté cuando el auto comenzó a moverse, "Supongo que aquí" dijo encogiéndose de hombros. No dije nada y me puse el cinturón de seguridad. 


Los fashes más la luz del fuerte sol de Los Ángeles comenzaron a darme dolor de cabeza. Suspiré y tomé un sorbo de mi café, el cual sabía a mierda. 


Pero, café es café.


Cuando llegamos al hotel, salimos tal cual como entramos al carro: todos juntos, ignorando a los paps y en nada, ya estábamos en el lobby.


Le dije gracias a Kenny y a los demás por llevar mis maletas y subí a la habitación con la tarjeta que Justin me dió. Al parecer iba a hacer otras cosas antes de subir. 


Apenas llegué, entré al baño y me metí en la ducha con el agua caliente. Estaba exhausta. 


Ayer había ido a todos lados con mamá. *Tos* Club, tennis, reunión superficial con mujeres más operadas que Pamela Anderson y Carmen Electra juntas, *Tos*. 


Duré unos buenos veinte minutos antes de salir. Me sequé el cabello, y antes de tener tiempo de vestirme por completo tocaron la puerta. "¿Quién es?" pregunté buscando una blusa entre el montón de ropa desordenada en mi bolso. "Servicio a la habitación" me respondieron, "¡Ya voy! Listo." susurré al colocarme una blanca y unos shorts de jean.


Corrí a la puerta, ahora pensando la razón de su llegada porque no había pedido nada. 


"Hola." les dije, "Hola. ¿Podemos pasar? Estamos trayendo un desayuno especial pedido para ésta habitación." me preguntó el chico, amablemente. "Debe haber un error, no pedí nada." le dije pasando mis dedos entre mi cabello, el cual debía lucir terrible. "No, yo lo pedí." oír decir a Justin, que estaba entrando en la habitación. El chico asintió, y dejó todo adentro, antes de irse rápidamente. "Supuse que tenías mucha hambre, así que ordené de todo porque no sabía qué querías comer" me dijo, "Gracias.. y sí, muero de hambre" le respondí sonriendo a medias. 


Él sacó su teléfono y marcó algo, acción seguida, mi teléfono sonó. "¿Me acabas de ..?" susurré buscando mi teléfono en la cama y al ver en la pantalla no decía "Justin" en el identificador.


"¿Me perdonas McLovin?" estaba escrito en mi pantalla. "¿Ésto es lo que hiciste en el aeropuerto?" dije sonriendo y él asintió. 


Caminó hacia mí y yo lo abracé. "¿Eso es un sí?" me preguntó abrazándome de vuelta, muy fuerte.


Justo lo que necesitaba en ese momento.


"Sí. Pero te mereces esto por coquetear con la del café" le dije golpeándolo un poco en el pecho. "No estaba coqueteando, estaba firmándole un autógrafo a la que se le cayó su café." me dijo y luego me besó. "Como sea." le respondí y él me besó de nuevo, "Te extrañé." le dije jugando con las puntas de su cabello que estaban en su nuca. "Y yo." me dijo y me abrazó. 








*Días después*
Llegamos al hotel a eso de las 10 de la noche. Apenas llegamos a la habitación me quité los tacones que había tenido puestos todo el día. "Ugh" me quejé en voz alta. "¿Qué ocurre amor?" dijo con el ceño fruncido. "No aguanto los pies…fue mala idea ir al primer día de clases en tacones que parecían zancos." dije moviendo la cabeza de un lado a otro molesta. "¿Necesitas un masaje en el jacuzzi?" Dijo seductoramente en mi oído, envíando un millón de corrientazos por todo mi cuerpo. Reí y asentí unas cinco veces antes de voltearme y besarlo. Me levantó por la cintura para que no tuviera que estar de puntillas. Puse mis brazos alrededor de su cuello, y undí mis dedos por su cabello. "Mhm" susurré cuando se separó lentamente. "¿Te había dicho lo sexy que es tu nuevo corte de cabello?" dije mordiéndome el labio y undiendome en los ojos color caramelo que estaban justo adelante de mi. "Sí, unas mil veces desde que me lo corte, hace dos días" rió y me dió un beso en la mejilla. "Gracias McLovin", su respiración caliente acariciaba mi cuello. 

Me soltó delicadamente y mis pies tocaron el suelo de nuevo. Cerré los ojos unos segundos sin dejar de sonreír. El teléfono de Justin comenzó a sonar en su bolsillo y él lo contestó. "¿Aló?…Hola Mamá…un momento…-alejó el teléfono de su oído y me miró- adelantate, no voy a tardar." Asentí y me dió un beso en la mejilla. 


Caminé hasta el baño y me quité el vestido azul marino que había usado hoy mientras abría la llave del agua. Me recogí el cabello en una cola lo más arreglada que pude -o sea, totalmente un desastre- y cuando ya me había desvestido entré a la tina de agua caliente y burbujas. Suspiré y apoye mi cabeza detrás cómodamente; cerré los ojos y traté de relajarme. En eso comenzó a sonar música, muy suavemente y me mordí el labio. Era All Back de Chris Brown sonando desde el cuarto. La música se fue acercando hasta que la sentí cerca de la puerta. Luego senti que Justin entró al agua y abrí los ojos.



Justin Bieber:

Mi mamá estaba preocupada porque no había hablado con ella en unos días, quería saber cómo iba todo aquí. Aunque en realidad sólo tenía curiosidad por mi novia. Por la que dejé a Valerie. Ella ya la conocía -primero en el campamento, luego en la clínica en París cuando lo de mi accidente de auto. 


Siempre me había comentado lo mucho que adoraba a Lauren, eso sin duda, me hacía feliz. Me dijo que ella estaba en todas las noticias del blog de Perez Hilton, E! News, Clever tv, etc, sólo porque era mi novia. No me importó porque ya eso era noticia antigua. "Justin, también quería saber sobre ese apartamento que compraste cerca de la uni. ¿Así que estás seguro acerca de quedarte en los Ángeles?" "Sí, lo estoy." Más bien estoy seguro acerca de Lauren. "¿Vas a mudarte allí con Lauren?" dijo con una pizca de emoción. Como si le alegrara. "Sí, bueno, eso quiero. Pensaba decirle esta noche." "Ay Justin, estás tan grande, a punto de mudarte con tu novia, a vivir con ella. Aunque preferiría que primero de vivir con tu novia te casaras pero sólo tienes 18 y no creo poder cambiar tus ideas." Más o menos como lo hice prácticamente todo el tiempo que estuvimos en París.

Sonreí al recordarme de París con Lauren. 

"Sí, mamá" reí. "Bueno Just, amor, cuídense y suerte diciéndole lo del apartamento, ¿ok? Te amo" "Igual yo mamá, gracias." "Y ehm, cuídense, ya sabes a qué me refiero" 

Incómodo completamente.

"Adiós mamá"

Suspiré y reí casi mentalmente.

Miré hacia el baño y Lauren estaba ya dentro de la bañera. 

Pensé que algo de música no estaba de más. Puse All Back con mi teléfono y caminé hasta el baño, dejando el celular en el suelo junto a la puerta antes de cerrarla silenciosamente. 


Miré un momento a la hermosa mujer que estaba en la tina. Era perfecta. Cada razgo, cada detalle en ella me fascinaba. Su cabello estaba recogido pero tenía más cabellos sueltos que atados. De su cuello colgaba una tira de cuero, con un dije que le había regalado en París. 


Miré al suelo donde estaba su ropa y allí dejé la mía antes de entrar a la tina. En el momento en que me senté ella abrió los ojos. "Hola, -susurró sonriéndome- amo esa canción." "Lo sé." Ella rió y bajó la mirada. Me acerqué y comencé a masajear sus suaves y pequeños pies delicadamente tal y como le había dicho que haría. Luego de un rato la miré y estaba recostada mirando al techo. "¿Qué sucede amor?" "Estoy preocupada por mi papá, no sé qué hacer para ayudarlo. A mi mamá seguro no le importa y sigue pagando miles de dólares en ropa de diseñador y en caviar en el club de playa." Suspiró y movió la cabeza de un lado a otro. "Simplemente quisiera poder ayudarlo." Concluyó y me miró. "Él está haciendo todo lo posible por tratar de recuperar todo, y si te dijo que no te preocuparas seguro es porque lo tiene bajo control. Sé positiva. En cuanto a tu mamá, deberías tener un poco de más fé en ella, ¿no? Quizá esté regulando sus gastos." Dije tratando de hacerla sentir mejor. Me mataba verla tan preocupada y sintiéndose tan impotente. "No conoces a mi madre. Sino come y viste 'lo mejor de lo mejor' -dijo señalando las comillas con sus dedos- no puede respirar tranquilamente." Suspiré y me acerqué, le dí un beso en la mejilla y me senté a su lado. Ella puso su cabeza en mi hombro un rato. "Te amo Lauren…quiero que sepas que puedes contar conmigo, ¿sí? Para absolutamente cualquier cosa. Por favor" ella subió la mirada directamente a mis ojos. "Gracias por todo, eres extremadamente dulce y tierno. No sé qué haría sin ti." "Ojalá nunca lo averigues." Le sonreí y ella me devolvió la sonrisa. Me incliné lentamente y uní mis labios a los suyos. Ella me besó de vuelta. Nuestros labios se movían en perfecta sincronización. 

Cada beso con Lauren era mejor que el anterior. Considerando que es una actividad algo constante…

Comencé a deslizar mis manos por sus piernas de arriba a abajo sin poder controlarme. La acerqué a mi por la cintura. 

Pero tenía que hablar con ella, era la prioridad hoy. Tenía unas ganas…

Rompí el beso enojado conmigo mismo por hacerlo en primer lugar.

"¿Qué ocurré?" Dijo Lauren undiendo sus delgados dedos por mi cabello y acariciando mi cuello. "Tengo que hablar contigo. ¿Salimos?" ella asintió algo preocupada. Los dos nos pusimos batas de baño y caminamos al cuarto. Lauren se puso una de mis franelas de los Lakers y yo tenía sólo unos pantalones de pijama. Traté de no sonreír como un idiota, así que mantuve mi semblante muy serio. "Me estás asustando. ¿Es algo malo?" Dijo mientras se sentaba en el borde de la cama. "No, para nada. Más bien es algo genial. Bueno para mí." Dije sonríendo. "Dime" susurró sentándose, esta vez en mi regazo y pasando sus brazos por mi cuello. Tomé aire para soltarlo rápido sin pensarlo dos veces. "Compré un apartamento que está en el campus prácticamente, es perfecto. Apenas lo vi me encantó sobretodo porque no se puede vivir por siempre en un hotel." Pasó de emoción a un semblante sin emociones. "Oh. Eso es genial, -se cortó y miró a otro lado- ¿cuándo te mudas?" Dijo tratando de sonar emocionada. 

Sí, sé cuando trata de sonar emocionada y cuando está emocionada. Conozco a Lauren Lovin como la palma de mi mano.

Suspiré y sonreí mientras le quitaba un mechón de cabello del rostro y lo colocaba detras de su oreja. "Entendiste mal, amor. -me miró confundida y proseguí- Creo que comencé esto mal. Espera…" la coloqué en la cama y me levanté a buscar en mi bolso la llave del apartamento que le pertenecía -o le pertenecería- a Lauren. La mantuve en mi mano cerrada, oculta y me agaché al frente de ella. "Quería preguntarte si querías mudarte a ese hermoso apartamento conmigo. Vivir juntos." Abrí mi mano y le mostré la llave. 
Llevó sus manos a su boca sorprendida. "¡Sí sí sí! Quiero vivir contigo en ese apartamento perfecto cerca del instituto" dijo ríendo.

Ahora sí está emocionada.
Y yo. 

Se lanzó sobre mí y caímos en el suelo. Comenzamos a reírnos pero nos quedamos allí. "Soy muy feliz contigo McLovin." Ella se acercó a mi y me besó, casi como si retomaramos ese beso que tuvimos en la tina -sólo que allí no estábamos vestidos-. Mis manos viajaron por sus piernas, su trasero, sus caderas, abdomen…"¿Justin?" Susurró separándo sus labios de los míos. "¿Sí?" le dije de vuelta dulcemente. "¿Seguro que quieres que vivamos juntos? Quiero decir, ¿y si te cansas de mi? Yo…" "Shh" puse mi dedo índice en sus labios para indicarle que no hablara más. "Escucha Lauren, nunca, jamás me cansaría de tí. Eres la persona que más amo. No vuelvas ni a pensar eso. ¿Ok?" Sonrío y volvió a besarme. "Yo también soy muy feliz contigo"

*

Me desperté por el constante sonido del teléfono. Estiré mi brazo en la mesa de noche pero no estaba allí. Abrí los ojos y me senté en la cama. Miré a mi izquierda pero Lauren no estaba allí. Cuando comencé a agudizar todos mis sentidos oí la regadera sonar. Me levanté y caminé hasta el baño; me cepille los dientes y en eso el agua de la ducha se detuvo y Lauren salió con una toalla envuelta en su cuerpo y el cabello húmedo. "Buenos días hermosa" dije acercándola por la cintura y besándola brevemente. Me mordí el labio y traté de no mirarla de arriba a abajo. "Buenos días." "¿Sabes dónde está mi teléfono?" En eso volvió a sonar y miramos a la esquina, en donde estaba el celular. "Eso fue lo que me despertó." "Cierto. Lo oí mientras me estaba bañando." Dijo encendiendo el secador de pelo. Recogí mi teléfono, tenía siete llamadas perdidas y ocho mensajes de texto y uno de voz. Volteé los ojos. Quizá Scooter con ganas de critarme por no dar de qué hablar o Chaz jodiéndome con sus mensajes acerca de como ligaba con más chicas que yo.

Pero estaba equivocado.

Bueno, no tanto.

Scooter llamó seis veces, la otra llamada era de un número desconocido. Los mensajes eran de Scoot y Kenny sobre una reunión esta noche en la disquera en L.A., que era muy importante. 

Esta noche quería mostrarle el apartamento a Lauren. 

Les respondí que estaba ocupado esta noche, que me informaran por mensajes. 
En eso Scooter llamó. "Justin tienes que ir, es importante. La reunión es indispensable. Ahora que has estado desaparecido y…" "Ya di conciertos y entrevistas en París. Mientras estaba en MIS vacaciones, ¿recuerdas?" Contesté caminando a la habitación. "Esta carrera no tiene vacaciones Justin. Sé que ahora estás feliz y todo lo demás con tu noviecita del campamento, pero tienes que madurar. ¿Crees que de verdad tienes futuro con ella? Porque cuando no la tengas más lo único que te va a quedar es tu carrera, tu fama, sé responsable para que no pierdas eso también. Te veo esta noche Justin, Kenny te va a llevar cuando salgas de clases a las 7." "Scoot cállate y escuchame…"

Perfecto, me dejó hablando solo. 

Me dejó pensando.

Yo sí creo que lo mío con Lauren tiene futuro. Yo me veo casado con ella. Aunque sea dentro de 5 o 10 años. Yo quiero estar con ella siempre.

Pero en eso cruzó por mi mente una pregunta:
"¿Pensará ella también así de nosotros?" 

"Ugh." "¿Qué pasó?" Dijo saliendo del baño con el cabello alisado. Si hay algo completamente sexy es cuando Lauren tiene el cabello liso, porque se le ve aún más largo. "Scooter me está obligando a ir a una reunión en la disquera." Dije apenas recobré la capacidad de hablar. Me acerqué y pasé mis brazos por su cintura. "¿Por qué no quieres ir?" "No quiero dejarte aquí sola y aburrida." Ella volteó los ojos. "No voy a estar aburrida y sola. Puedo ir al cine con Melody. Ve, es tu trabajo." "¿Segura?" "Sí, ahora vete a bañar que se está haciendo tarde." Asentí y le di un beso en la frente. "Por cierto…-me acerqué a su oído y le di pequeños besos en el cuello- Hoy estás hermosa. Cada día más hermosa." Río y me apartó para buscar su ropa. Estaba sonrojada. Sonreí y fui al baño.

*

Mientras estaba en la ducha mi teléfono volvió a sonar. Maldije en voz baja y apagué la regadera. Cuando vi la pantalla era el mismo número desconocido. "¿Aló?" "¿Es Justin? ¿Justin Bieber?" Contestó una chica con voz chillona. Suspiré y volteé los ojos. "No…ehm, me temo que llamaste a un número equivocado." Me aclaré la garganta. "Sé que eres tú, conozco tú voz. Soy así como la presidenta del club de beliebers de California. Te amo demasiado." Lo último lo dijo casi gritando. "Gracias, pero no es Justin, lo lamento" colgué y puse el teléfono a un lado. ¿Ahora cómo coño consiguieron mi número?

*

Lauren y yo estábamos en un café en la uni desayunando. "¿A qué hora tienes clases?" Dijo antes de tomar un poco de su café. "A las 2 y salgo a las 6." Asintió. Y miró su reloj alarmada. "¿Y tú? Dije tomando su mano al otro lado de la mesa. "En 20 minutos, -rió y se levantó- salgo a las 6 también, pero supongo que nos veremos por ahí…" asentí y nos levantamos. "Nos vemos más tarde, te amo" susurré en su oído y le dí un beso en la mejilla. "Yo también." Sonrió y se fue. Tenía puesto unos shorts de jean que dejaban ver prácticamente todas sus piernas, una blusa suelta atigrada y una chaqueta de cuero. Me guiñó el ojo y salió del café. 


*

Lauren Lovin:

Salí de mi última clase con una sonrisa en el rostro. Me gustaba estar aquí. Mucho tiempo pase pidiendo salir de Miami a algún lugar mejor, quiero decir, en uno en que me sintiera yo. Y me sentía así en L.A. Como mañana no teníamos clases quería ir con Justin a la playa. Suspiré aliviada. Sentí que por fín estaba complacida con la vida. Justin era lo mejor que tenía. Y con lo de mi papá, tenía fé en que todo iba a estar bien. 
Como Justin se reuniría en la tarde-noche con la disquera, iba a planificar algo. Llamé a Melody para planificar qué hacer esta noche. 
"Mel!" "Hola Lauren, ¿dónde estás?" "Saliendo de mi última clase, ¿vas a hacer algo esta noche?" "Iba a estudiar, pero presiento que tienes un plan mejor" "¿Quieres ir al bar Zero? Es al que van todos acá, queda como a dos cuadras fuera del instituto." "Está bien, nos vemos a las 8." "Ok" Colgué el teléfono y lo guardé en mi bolsillo. 


Al llegar al apartamento me llegó un mensaje de Justin, preguntándome qué haría hoy. Nos íbamos a ver más tarde en el bar, cuando él saliera de una reunión. Eran las 7:30 cuando me comencé a arreglar. Me puse -luego de un rato probándome toda mi ropa- unos jeans, unos tacones azul eléctrico y una blusa suelta blanca de boleros. Tomé mi teléfono, y mi bolso miniatura y me fui de nuevo, en el primer taxi amarillo que cruzó cerca de mi calle. "Al bar Zero, por favor" "Claro." hubo un largo silencio mientras el taxista me miraba cada tanto por el retrovisor. "Disculpe, ¿pasa algo?" Dije incómoda. "Nada es que me parece conocida." ¿Conocida? Yeah right. "Lo dudo" "¡Ya sé! En la televisión. Eres la novia de Justin Bieber" "Ehh, supongo que sí" susurré. "Mi hija es fan de Justin Bieber" ¿Qué se supone que le debo responder? Nada. Asentí lentamente con la cabeza sin saber qué hacer. "Siempre habla de lo lindos que se ven" "Uhm.. gracias" "¿Sería mucha molestia pedirte un autógrafo para ella?" "¿Mío?" Lauren Lovin dando autógrafos, acaparando a los fans de Justin. "Sí. Se moriría" Entonces no debería.. "Eh claro." El hombre maniobró mientras conducía y consiguió un papel y un bolígrafo y me lo pasó. Pensé varias veces qué poner. Supongo que mi nombre y ya. ¿Qué más le podría poner? Con amor. No, no la conozco. Ó con cariño, la novia de tú ídolo? Eh, mi nombre va bien. Lo escribí lo mejor que pude y le lo pasé de vuelta al señor. "Ya llegamos, muchas gracias" "Gracias a usted" sonreí amablemente -o así creo que se vió, le pagué y salí. 


Al entrar al bar ubiqué a Melody con la mirada y cuando la encontré, estaba sentada con un chico. Me acerqué y Mel se levantó saltando y gritando que ya había llegado, como siempre. "LAUREN! Llegaste! Mira a quién me encontré cuando llegué" Se levantó el chico que en realidad era John.
Saben, mi amigo de la preparatoria, al que le gustaba y me besó antes de irme a París? Bueno ese.

"Hola Lauren!" Dijo con un tono el cual no supe si era de felicidad real o fingida. "Hola!" Me abrazó y me sonrió tan grande que pensé que sus mejillas se iban a hinchar. "Siéntate Lau. Estaba hablando con John de cómo nos fue en París y eso, ¡nos habíamos olvidado de que él estudiaba acá también!" Eh sí, a mi no pero ¿qué le podía decir luego de semejante despedida hace unos meses? "Ah sí, supongo que como todo fue tan repentino, se nos olvidó contactarte y eso." dije en vista de que esperaban mi respuesta. "Estás cambiada, -fruncí el ceño. ¿Cambiada? No han pasado tres años.- eh pero para bien" "Gracias, creo" sonreí a medias y nos quedamos en silencio, esperando a que alguno de los tres dijera algo. "¿Ya pidieron algo?" le pregunté a Mel, tratando de evadir cualquier tipo de contacto visual con él. "No, ¿quieres algo?" "Eh, lo que tú pidas, voy a esperar a Justin" Ella asintió y sentí los ojos de John ahora clavados en mí. "¿Justin Bieber? ¿Tu ex?" Lo miré de nuevo, y traté de pensar una manera suave de decirle, que ya no era mi ex. "Oh, creí habértelo mencionado, Justin y Lauren volvieron en París" Gracias Mel, me libraste de esta. "Oh. Genial" pero había algo en la forma en la que lo dijo, que me hizo saber que no pensaba así. Que todavía sentía lo mismo por mi. Sonreí a medias de nuevo sin saber qué decir, pidiendo que llegara Justin rápido. 

Puedo decir que luego de un rato largo de incomodidad hablamos normalmente. Como los amigos normales sin sentimientos por el otro que éramos en la preparatoria. O al menos que no sabían que uno tenía sentimientos por el otro. 

En eso, sentí unas manos tapándome los ojos. "Adivina quién es" susurró una voz rasposa en mi oído. "Uhm, no lo sé" dije en tono de burla. "¿Tan rápido te olvidas de mi?" dijo tocándose el pecho como si le doliera el corazón. "Oh por Dios, es Justin Bieber. ¡Rápido Mel, tómanos una foto!" dije riendo y él volteó los ojos. "Hola amor" dije cuando se sentó a mi lado. "Hola Mclovin" me dió un beso y John al frente de nosotros se aclaró la garganta. Justin se alejó de mi y lo miró antes de preguntarme más alto de lo que debía, quién era. "Ehm John, este es Justin, mi novio, Justin este es John, un amigo de la preparatoria" dije incómoda. "Bueno, mejores amigos, siempre estábamos juntos, nosotros tres y Emily" dijo riendo y agitando la mano de Justin en saludo. "Entonces un gusto en conocerte, mejor amigo de Lauren en la preparatoria" dijo Justin sonriendo a penas, y pasando su brazo sobre mis hombros. Podía jurar que las miradas entre Justin y John eran como si se retaran el uno al otro. En cualquier momento comenzarían a jugar mi casa es más grande que la tuya. "¿Ordenamos algo? Oí que la pizza es deliciosa acá" Dijo Melody tratando de calmar la tensión. 


"¿Peperonni?" Dijimos John y yo al mismo tiempo y reímos. "Siempre pedíamos de esta los sábados en tu casa" dije sonriendo. Sentí que el brazo de Justin se tensó por unos segundos. "Sí, éramos los únicos que pedían esta, todos preferían la triple queso. Idiotas" "Hey! Yo soy una de esos idiotas!" Dijo Melody afligida. Todos reímos a excepción de Justin que sacó su teléfono para escribir algo rápido. Luego vibró el mío en mi bolsillo y lo revisé. "¿Quieres irte a otro lado? ;)" Lo miré y volteé los ojos. Pero claro, le respondí por el teléfono. "Quedémonos un rato acá" "Estoy cansado por la reunión" "Nadie te obliga a quedarte" "Bien. Quedémonos con tu amigo John a quien obviamente le gustas." Yo sabía que él tenía razón pero no pensaba afirmarlo, lo haría sentir aún más celoso si le explicaba lo del beso. "Claro que no! No estés celoso por tonterías." "Por supuesto." Justin quitó su brazo de mis hombros y se levantó, "¿A dónde vas?" "Voy a llamar a Scooter, necesito preguntarle algo acerca de lo que hablamos hoy, vengo enseguida." 


Ajá. 


Lo perdí de vista y volteé a ver a los demás. "¿Ordenamos? Justin come de cualquiera que le pongan, entre más queso mejor." Les dije y Melody pidió las pizzas. "Llegan en unos 20 minutos" dijo el camarero y se fue con nuestra orden. Comenzó Titanium de David Guetta con Sia y como siempre que comenzaba esa canción en cualquier lugar donde estuviera con John, él me preguntó si quería bailar con él. "Ehh no lo sé" "Sólo esta. Por los viejos tiempos." Sonrió y tomó mi mano. "Sólo una, mientras llega la comida." Dije y me levanté. Bailamos durante toda la canción riéndonos, sentí como si no hubiera pasado el tiempo. Bueno, los meses, cuando estaba en el colegio. Ahora era universitaria. 


Terminó la canción y cuando me estaba alejando para volver a la mesa me jaló del brazo, "Una más, ¿sí?" Pero la canción era lenta. La incomodidad volvió mientras bailábamos la canción más patética de la historia. Luego de lo que parecieron siglos, terminó y fuimos a la mesa. "¿Y Justin?" "Me dijo que tenía una emergencia en la disquera y se tuvo que ir" Bullshit. "¿Nada más dijo eso?" le pregunté a Mel. "Sí, que lo sentía y que te vería en el apartamento luego" "¿Viven juntos?" me preguntó John de la nada. "Eh sí." "Así que tú y Bieber van en serio." "Supongo" 

Luego de terminar de comer, me levanté a llamar a Justin. "Hey" dije tratando de evitar sonar enojada. "Hola" susurró él en respuesta. "¿Por qué te fuiste?" dije luego de unos tres segundos de silencio. "Tuve una emergenc.." "No, la verdadera razón" lo corté. "Esa es la verdadera, Lauren" "Justin, por favor, ¿qué tipo de emergencia puede haber en la disquera a las 9? Ni que fuera una clínica y tú un neurocirujano. ¿Qué pasó?" "Nada, pensé que sobraba, mientras bailabas con tu amiguito" Volteé los ojos. "Dios Justin, ¿qué te pasa? Sólo bailamos. Miles de chicas te atacan a diario tratando de besarte y no me queda de otra que escribirles mi firma en un papel. ¿Y tú te pones celoso de que bailé con un amigo?" "¿Firma en un papel? ¿Te pidieron un autógrafo?" Bufó. "No cambies el tema." "¿Qué quieres que te diga?" Suspiré. "Hablamos en casa" le colgué y caminé a la mesa. "Hey me voy" "Eh sí, y yo." "Si quieren las llevo" "Yo vivo en la residencia del campus, me voy caminando, lleva a Lauren, vive como a 10 minutos de acá" él asintió y yo fulminé a Melody con la mirada. "Ok. ¿Nos vamos?" "Está bien" 

El camino a mi casa fue más largo de lo usual. Más incómodo imposible. Y apenas llegara seguro iba a tener que discutir con Justin por esta tontería. "Así que, ¿cómo te va con Justin?" "Uhm genial, todo bien." Por qué preguntaría eso? Le gusta sentirse mal consigo mismo? "¿Y tú? ¿Tienes novia?" sentí que debía preguntarle, por cortesía. "Eh no. Soltero." Rió y en eso llegamos a mi edificio. "Bueno, gracias. Nos veremos, supongo" "Claro!" Sonreí y salí del auto dando gracias a que todo salió bien. 

O algo así.

Todavía tendría que lidiar con Justin. 


Subí y apenas entré Justin se abalanzó encima de mi. Rodeó sus brazos en mi cintura y me besó. "Sé lo que vas a decir, que tenemos que hablar, pero, de verdad no me importa él. Tú estás conmigo y él es sólo tu amigo, no tengo celos, en serio" "¿En serio?" Pregunté entrecerrando los ojos" "Sí. Te amo Mclovin" lo besé de vuelta y reí. "Creo que evades la discusión para llegar a la reconciliación" "Puede ser" dijo besándome de nuevo.

7 comentarios:

  1. QUE HERMOSO ESTE CAPITULOO!

    ResponderEliminar
  2. Muy Bueno ... Muy Bueno =)

    ResponderEliminar
  3. awwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww ;$ me gusto, mejor dicho me encantoooo este cap <3
    att:Andrea j

    ResponderEliminar
  4. okk?? Como hacen para que #Summerboy sea tan obseciboo??!!! Lo AMOOO!!! XD
    Att: Adri :D

    ResponderEliminar
  5. ¡POR DIOSSS! A-M-O esta novela, es como mi droga<3. No puedo esperar al Miercoles*o*.

    Atte: Una adicta a esta novela<3.

    ResponderEliminar
  6. me encanto este capitulo <3 la ameeeee :) pliss seguila es la mejor novela de todass !!

    ResponderEliminar
  7. Me encantoooooooooooooooooooooo! cada vez me enamoro mas de esta nove! (Okno) pero la amo!

    ResponderEliminar

¡Cuéntanos! ¿Que te Pareció?