Con la tecnología de Blogger.

20/4/2012

Fanfic: Summerboy 2da temporada capitulo 28.



¡Que no sea malo!, no va ser algo malo.
> Repetía eso una y otra vez en mi cabeza mientras corría a la habitación, sentía los pasos de Mel corriendo detrás de mi.
> Abrí la puerta sin pensarlo dos veces y allí estaban todos e incluso mi tía que ya había llegado con una gran sonrisa y mi madre con sus hermosos ojos verdes mirando todo a su alrededor, nunca los había visto así, tan desorientados y apagados como si hubiesen perdido su brillo.
> George sostenía su mano y tenía una sonrisa que abarcaba todo su rostro.
> Me acerque a ella y la abrace, pensé que nunca la volvería a abrazar pero los milagros existen y ahí estaba ella, no pude evitarlo y deje salir algunas lagrimas.
> George, Justin, Max, mi tía, Mel y Ty salieron de la habitación dejándonos solas.
> "Lo siento, lo siento, lo siento mucho mamá" dije ya estallando en llantos.
> "Nada fue tu culpa cariño" dijo mientras acariciaba mi cabello "Dijiste lo que sentías y lo que yo merecía que pensara cerca de mi"
> "Fuí una egoísta y solo pensé en me y no en el daño que pude causar" dije mirando hacia abajo "Max estuvo muy preocupado por ti" dije intentando cambiar de tema ahora.
> "Pídele a todos que entren" me dijo con su voz temblorosa, supongo que aún estaba débil.
> "Esta bien" dije mientras me levantaba.
> "Mamá quiere que entren" les dije a Max y a George.
> Max entro y la abrazo de nuevo ella besó su cabeza y pude oír cuando susurro "Mi pequeño".
> Estuve un rato con ellos hablando, una que otra cosa que decía hacia reír a mamá y eso me hacia sentir fantástica, verla sonreír de nuevo era lo mejor.
> Salí para reunirme com Justin, Mel y Ty que estaban en el pasillo fuera de la habitación.
> "Ella esta mucho mejor gracias a Dios" dije cuando vi la cara de dudas de todos.
> Un doctor y 2 enfermeras entraron con mi tía a la habitación y preferí quedarme fuera, luego me enteraría de todo lo que el doctor iba a decir.
> Ellos intentaban levantarme los ánimos haciendome reír hablando sobre las cosa graciosas que habíamos pasado juntos y todo eso. 
> El doctor salió de la habitación y nos aproximamos a entrar.
> Mi madre había sido desconectada de la mayoría de los aparatos. Ella de veía feliz y Max y mi padre igual.
> "¿Cual es la noticia?" dije cerrando la puerta detrás de mi después de que todos habían entrado.
> "Mañana le dan de alta a mamá" dijo Max sonriendo mientras abrazaba a mi madre. 
> Ella tenía una gran sonrisa en su rostro, estaba realmente feliz.
> Camine hacia ella y la abrace.
> "¿Te quedaras en mi casa?" le pregunto George mirando al suelo esperando una respuesta no muy positiva.
> "Si tú me dejas" dijo ella con una cara de 'mmm sabes lo que podemos hacer' que me hizo recordar cuando tenía 11 años y los encontré en el medio de un acto, asqueroso y traumante. 

Decidí dejar de presionar a mi mente a enviarme recuerdos desagradables.


Me sentía feliz. Genuinamente feliz.


--




Tres días pasaron en mi casa de Miami. Todo era lindo, feliz, familiar, algo que pasé años sin sentir.


Esas cenas en las que todos hablan, ríen y uno se siente, en casa.


Así fueron esos tres días. Mamá recuperándose poco a poco, todavía iba a terapia a diario. 


El último día, un martes, los cuatro salimos a recorrer centros comerciales con Sean, que vivía aquí y Justin le había dicho para vernos. 


Y drama en el aire no faltaba cuando Katia se sentó en el puesto donde iba Sean, al lado de Justin agregando un "No quiero quedar sola en la punta." 


"Me tienes que estar jodiendo.." susurré para mi misma pero él oyó y volteó los ojos.


"¡Hola chicos! Tiempo sin vernos." dijo emocionada. levantándose y besándonos en las dos mejillas como saludo. "¿Me presentan a sus amigos?" le preguntó a Justin sonriendo tímidamente y dándole vueltas a un mechón de su cabello rubio platino tentativamente. 


Justin se aclaró la garganta y se movió señalar a Mel a mi lado, "Ella es Melody," luego a su lado, "él es Tyler. Chicos, ella es Katia, la novia de Sean." dijo.


Ella asintió y les dió un beso en cada mejilla siendo extra amable como le es costumbre. 


Se sentó de nuevo y la película comenzó. 


Ahora, días sin pasar casi nada de tiempo solos, Justin estaba extra cariñoso al parecer sin importarle para nada la película la cual no recuerdo.


Dígamos que se llamaba Templo de Amor, ya que lo que sí recuerdo es que era tan cursi que hizo que Justin se pusiera intenso.


Entonces la escena era esta: Justin me puso en sus piernas en su puesto -bueno, prácticamente- y cada vez que me intentaba besar, Katia tocaba su hombro y le preguntaba algo.


Cada. Maldita. Vez.


Me harté y me senté bien de nuevo, traté de ver la película y así fue bien un rato.


Volteé a ver a Justin y estaba comprometido en una conversación al parecer muy interesante con Katia. Mientras ella le susurraba en el oído ponía su mano en la pierna de Justin que estaba a su lado. Así se quedó, con intensiones de quedarse.


Él se tuvo que dar cuenta. No había forma de que no se diera cuenta.


Y no hizo nada, absolutamente nada. Ni siquiera un gesto.


Se reían, como si estuvieran pasándola mejor que todos en el cine. 


Una media hora me aguanté por un lado a ellos dos -todavía no me cabe en la mente cómo Sean dejaba que ella coqueteara con Justin de esa manera.........Ahora que lo pienso.......- y por el otro lado, a Mel y a Tyler dedicados a atragantarse con sus lenguas.


"Justin, no tengo más palomitas, ¿me puedes dar de las tuyas?" le preguntó en el momento en que perdí la poco paciencia que tenía.

Y no pude más. Así que me levanté y dejé caer todo mis palomitas en su cabeza. La vacié en su cabeza y puse mis manos en mis caderas. "Disfrútalas" le dije y salí de la sala roja de la rabia, literalmente.


Bueno, figuradamente.


No pensé en nadie excepto en la rabia que tenía hacia Justin. Sólo me enfoqué en llamar a papá para que me buscara LMPP.


Sentí que me halaron hacia atrás y luego vi a Justin. "Por favor no peleemos más." se limitó a decir y me solté de su brazo. 


"Es que ni siquiera eso pienso hacer." le respondí dándole la espalda de nuevo y marcando el número de papá. "¿Aló? Papá, hola." dije alterada ignorando lo que decía Justin a mi espalda. 


"Hola Lauren, ¿estás bien?" me respondió consternado. 


"No, ¿me puedes buscar donde nos dejaste?" le dije.


"Está bien, ya voy." respondió sin dudarlo. 


"Ok. Por favor, apúrate." dije y colgué. 


Caminé pero seguía sintiendo sus pasos detrás de mi. "Déjame en paz." le dije volteándome y respirando profundo. 


"No, no pienso dejarte. Tenemos que hablar. No debiste hacerle eso a Katia." me dijo.


"Jódete." le respondí dándome la vuelta y caminando de nuevo hacia la entrada. 


"¿Te explicas?" me preguntó haciéndome enfadar aún más si eso es posible.


"Cambiemos de rol mejor, ¿te parece? Porque yo me aguanto bastante que dudo que no te aguantes." le grité ignorando a las personas caminando por el centro. 


"¿Podemos hablar en privado?" me preguntó dándose cuenta de lo mismo. 


"¿Así como estabas hablando con Katia? ¿Sabes qué? Dale lo que quiere, y los dos sabemos bien qué es. Me da lástima es Sean porque no se da cuenta que ella te quiere es a ti. Por lo menos yo estoy clara con varias cosas." le respondí. 


"Para la ridiculez." me dijo volteando los ojos. 


"¿Qué? ¿Ahora yo soy ridícula? Decídete. Madura. No puedes tener todo lo que te pase por la mente. O me quieres a mi, o a Katia o a Nicole. Porque si no la piensas vas a quedarte sin ninguna." le grité con los ojos llorosos. 


"Yo sólo te quiero a ti, te lo juro." me dijo poniendo ambas manos en mis hombros acercándome. 


"Entonces comienza a actuar de esa forma...Actúa de esa forma de nuevo." le dije sacudiéndolo y dejándolo ahí.


--


Llegamos a mi casa luego de un camino bastante silencioso de auto. "¿Ahora sí puedes decirme qué coño pasó Lauren?" me preguntó por milésima vez papá.


"Peleé con Justin." le respondí al fin, mientras abría la nevera y la cerraba sólo para encontrarla llena de lo usual. -o en mi mente, vacía-


"¿Mucho?" me preguntó apoyando sus codos en la barra de la cocina.



"Sí. Pero lo peor es que es la misma pelea que sigue y no le veo final." le dije, poniendo mi honestidad como prioridad, algo raro en cuanto a mi relación con papá.


"¿Han tratado de hablarlo sin pelear?" dijo tratando de ayudarme.


Negué con la cabeza antes de responder, "No podemos." 


"¿Es un asunto como para terminar?" me preguntó luego de un rato en silencio.


"Sí" susurré sin pensar mi respuesta. Luego me di cuenta lo real que era.


"¿Crees que sea por pasar tanto tiempo juntos? Quiero decir, vivir con tu novio de meses a esta edad puede ser precipitado." me dijo. 


"¿Cómo sabes...?" 


"Tus amigos lo dijeron sin querer. No importa, no estoy enojado, lo presentí. Escucha, yo tengo algo que posiblemente te ayude, pero míralo con mente abierta, ¿está bien?" me dijo sonriendo débilmente. Asentí y él se movió a buscar lo que fuera que pensaba que me iba a ayudar. Y llegó con un juego de llaves que tenía un llavero precioso del ying y el yang. Seguro porque duré muchísimo tiempo obsesionada con ese símbolo y papá se recordó. "Hace unas semanas, cuando recuperé las riendas de la empresa pensé en comprarte algo porque has sido incondicional conmigo. No pasaste un día sin llamarme o mandarme un texto y siempre trataste de hacerme esto más fácil. Pensaba dártelo en tu cumpleaños pero falta más o menos para diciembre. Aquí tienes." concluyó y me pasó las llaves. 


"Gracias pero, ¿llaves de qué exactamente?" le pregunté perdida.


"De tu nuevo apartamento en Los Ángeles." me respondió y quedé sin habla.


2 comentarios:

  1. ohh me gusto mucho. pero justin coquetea con todas... jajajaja igual lo aaamoooooo I LOVE JUSTIN follow me please eres tan sexy papasito mua jajaja me emocione mucho chicas las felisitos son exelentes escritoras cuidensen besos disculpa por los errores ortograficos jaajajaja

    ResponderEliminar
  2. No por favoooor no pueden terminar! :'( PS: el capitulo estuvo excelente, me encanta como escriben chicas <3

    ResponderEliminar

¡Cuéntanos! ¿Que te Pareció?