Con la tecnología de Blogger.

1 abr. 2013

Pattie Mallete, consciente de los problemas de su hijo


Justin Bieber parece estar haciendo examen de conciencia o sometiéndose a toda una campaña de marketing para mejorar su malograda imagen de los últimos tiempos. En primer lugar, quiso disculparse en primera persona por los incidentes acontecidos durante su accidentada gira mundial. Intentó, a su manera, pedir disculpas a sus fans y dar una explicación de los hechos.

Justin Bieber, sin embargo, ha seguido dando que hablar ya de regreso en Los Ángeles. Una fuerte discusión con su vecino, aireada por los medios, lo ponían de nuevo en el ojo del huracán. De modo que, ahora, su madre parece querer echarle un cable, asegurando que está preocupada por la actitud de su hijo.
Sabedora de los problemas que sus escándalos pueden acarrear a la carrera del cantante, ha concedido una entrevista en un programa de TV en la que se ha reconocido como la primera preocupada por las travesuras del díscolo canadiense. Si bien es cierto que Justin Bieber está en el punto de mira continuamente, y que cada error que comete es comentado y criticado por todo el mundo, es bien conocido su deseo de dar una imagen de adulto. Un propósito que no cumple pues demuestra con sus actos ser más inmaduro de lo que cabría esperar.
Ante esta situación, su madre afirmaba resignada: "Realmente no puedo hablar de cómo maneja su vida". El joven parece habérsele escapado de las manos tras cumplir la mayoría de edad. "Por supuesto que rezo por él y le animo", afirmaba su descubridora. "Tiene 19 años, tengo que dejarle actuar y que sea él quien tome sus propias decisiones. Está creciendo. Tiene 19 años, ya no es mi bebé" concluía.
Con la edad, es normal que el chico quiera distanciarse algo de su madre y esta le respete pero que le sea imposible no sentirse mal por lo que se dice de él. Su creciente fama de carácter irresponsable y mal ejemplo para sus fans no está sentando nada bien ni al mismo cantante ni a su progenitora.
Esperemos que las disculpas del cantante sean ciertas y que el hecho de ver que su madre está disgustada con la situación le ayude a darse cuenta de que así no puede seguir. Aunque, tras sus numerosas salidas de tono, hay quien no ve más que toda una estrategia para limpiar la imagen del joven, presentándolo como un joven que tiene los fallos propios de su edad. El tiempo dirá si su arrepentimiento es sincero o no.
Publicado por; Michell Briceño @ismilewithswag

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Cuéntanos! ¿Que te Pareció?