Con la tecnología de Blogger.

5 nov. 2012

"La mejor entrevista a Justin Bieber del 2012"


“Si no hubiera encontrado la música mi vida podría haber sido nada”


Con 70 millones de libras y aún no con 18 años, como Justin Bieber se convirtió en el nuevo rey del pop.


¿Cómo este adolescente canadiense con cara de bebe tomó al mundo?
Con un poco de ayuda de sus 47 millones de fans en Facebook, 29 millones de followers en Twitter y 3 billones de visitas en YouTube.




“Nunca deje de trabajar. En cuando a la música nunca tuve miedo. Pero ahora estoy en la sima donde no hay más donde ir que abajo; para mi es quedarme ahí “dijo Justin

El joven más rico del mundo está sentado en su camerino horas antes de su show en Tacoma Dome, 30 millas al sur de Seattle.
Con rasgos pálidos, el chico con el estilo de Elvis y cuerpo flaco, Justin Bieber luce más joven que sus 18 años.

No se engañen, Simon Cowell me advirtió antes de esta entrevista.
“El genio de Justin Bieber es que él usa su poder en las redes sociales como ningún otro artista – y él no para.”
Como la primera superestrella en el medio social, Bieber construyó una fanbase de millones antes de que firmara un contrato discográfico.
Ahora él tiene 47 millones de fans en facebook, 29 millones de seguidores en Twitter y tres billones de visitas en YouTube – un récord mundial lo ha puesto por encima de Lady Gaga, Rihanna y Eminem.

“Sólo un tonto podría subestimarlo” agregó Cowell.
“Lo conocí un par de veces. Él es brillante. El chico está más a cargo de lo que la gente cree. Conozco está industria, se lo que se necesita, y él estará aquí por un largo tiempo.”


Con una fortuna estimada de 70 millones de libras – la cual se espera que se duplique en los próximos dos años por su world tour, una película y el regresó de numerosas inversiones – Bieber es parte adolescente rompecorazónes, parte superestrella de negocios.


Su último álbum, Believe, llegó a la cima de los charts en UK, US y algunas partes de Europa, y su tour está agotado.

Este increíble éxito le ha traido 4 millones de libras, 10.000 metros cuadrados con una casa en el norte de LA, a su novia la princesa de Disney, Selena Gomez, una van Mercedes-Benz Sprinter de 500.000 libras personalizada con 3 TVs de alta definición y un estudio de grabación. Lo único que le falta en su cuento de hadas es un jet privado.


Bieber juega con un silbato de diamantes incrustados que cuelga de su cuello y luego mira para arriba.
“De ninguna manera” dice enfáticamente. “Es una pedida de dinero. Compras el avión, luego tienes que pagar el depósito, y luego tienes que pensar en el gasto del combustible – el cual es mas o menos $4.000.”
“incluso contratar un avión privado es 50 mil o 60 mil. Una vez que te acostumbras a eso se vuelve un hábito – un mal hábito.”
“Conseguiré uno cuando lo necesite – si tengo que ir a algún lugar al instante – pero no quiero comprar un avión; no vale la pena.”


Lo que hace esto irreal no es que apenas se afeita – sino que sino que sabe los precios del combustible del jet.

Cowell tenía razón en que no hay que subestimarlo.
“Nunca dejaré de trabajar” dice Justin.
“En cuanto a la música no tengo miedo. pero ahora que estoy en la sima no hay otro lugar que abajo; para mi es quedarme en la cima.”
“No soy más un chico – soy un adulto, estoy haciendo las decisiones y quiero seguir creciendo, y creo que puedo.”
‘I never stop working” says Bieber.




“Mi música nunca tendrá groserías. Nunca,”




“Mi música nunca tendrá groserías. Nunca” dijo Justin.

Bieber sube una parte del pantalón para mostrarme tattoos de Jesús y de manos rezando. Él incluso tiene Jesús en hebreo en su pecho.
Él ya no va regularmente a iglesia como lo hacia de chico, pero habla sobre sus creencias.

“Creó que Él me puso en esta posición, y que siempre tengo que darle a Él la gloría que Él merece por ponerme aquí.”

A diferencia de, por ejemplo, Britney Spears, Miley Cyrus y Justin Timberlake, Bieber no salió de un show de TV.
En cambio, a los 12 años, apareció de la nada – o más precisamente, de YouTube, donde su madre, Pattie Mallette, subió videos de su hijo cantando en una competencia local y en su pequeño sótano en la ciudad de Stratford, Canada.

Su historia es diferente a un libreto de Hollywood. Una adolescente problematica (Mallette) se embaraza de su novio (Jeremy Bieber).
A los 18 años, ella da a luz, y – gracias a su bebe – deja las drogas y el alcohol y se vuelve a la Cristiandad…


Justin en el escenario este mes en California. “Son un músico; tocó instrumentos, escribo canciones. Soy un hombre de negocios; quiero crear una empresa” dijo.

..Mientras tanto, su padre de 19 años, estaba en prisión por asalto.Luego él y Mallette se separaron.

A la edad de dos años, Bieber comenzó a tocar la batería, y luego sorprendió a los amigos de su madre con su talento natural.
Un chico hiperactivo, se ensaya a si mismo como tocar la guitarra, piano y trompeta, y comienza a tocar y cantar en su ciudad.
Luego, cuando tenia 13 años, el manager Scooter Braun lo encuentra en YouTube. Braun los hace volar a él y a su madre a Atlanta, atrae intereses de la estrella de R&B usher y le consigue un contrato discográfico con el mentor de Usher, LA Reid.
A los 16 años, el álbum debút de Bieber es doble platino. Su papá se reforma y establece, y su madre lo acompaña de tour por el mundo.
“Lo que paso fue que encontre algo en lo que que quiero ser bueno”dice Bieber ahora.
“No era bueno en la escuela porque no tenía pasión por ella. Pero si no hubiese encontrado la música mi vida hubiera sido mala.”
“Mi familia es pobre, así que el ciclo hubiese seguido. Mis hijos serían pobres, y sus hijos también. Siento que rompí el ciclo, y cuando rompes el clico, no vuelves a él.”

Bieber originalmente fue pintado como una marioneta, con Braun de 31 años, ahora con 15 millones de libras, teniendo los hilos.
“Esa es la más grande concepción sobre mí,” sonríe. “La gente cree que soy un producto, que ellos encontraron un chico lindo, le cortas el pelo y pones auto-tune en su voz, le escribes algunas buenas canciones, le ensayas a bailar y luego dicen, ‘Acá hay una popstar para ti’.”
“Soy la cosa más alejada a eso. Soy un músico, toco instrumentos, escribo canciones. Soy un hombre de negocios; quiero crear un imperio. Quiero que la gente sepa que no solo canto canciones. Soy el chico que firmó a la chica que tenia el single más exitoso en el mundo (Carly Rae Jepsen con Call Me Maybe; le llevó su atención a Braun, quien le dio el 50% cuando la firmó).”
“Voy a hacer películas – estoy hablando con mark Wahlberg sobre mi primera gran película. Invertí en los comienzos y en información de tecnología. Tengo un manager muy inteligente, pero siempre quiero aprender de él.”
“La educación que tengo no la aprendes en ninguna escuela. Si quiero ser bueno en algo, lo seré- soy bueno en esto.”

Con todo este dinero y fama puede hacer lo que sea, excepto caminar en la calle sin crear un escándalo. ¿Te preguntas como consigue sus emociones.?
“En el escenario” dice. “Tocando canciones acústicas.”


Justin en el escenario de los MuchMusic video Awards canadienses. “Mi familia es pobre, así que el ciclo hubiese seguido. Mis hijos serían pobres, y sus hijos también. Siento que rompí el ciclo,” dijo.

¿Pero que tal una emoción que no tiene nada que ver con lo que hace, como comprar una casa o tener llaves de un auto?
“No, esas no son mis cosas, cosas materiales…”
¿Entonces que le da a Bieber emociones? Se encojé los hombros.
“Honestamente, no puedo pensar en nada.”

Tal vez, como su héroe Jackson, ha perdido su infancia con la fama.
“Trabajo desde que tengo 13 años y hay cosas que definitivamente me perdí, pero pude ir a Australia y todos esos países diferentes. Conocí al presidente antes de tener 16 años.”
“Me perdí algunas fiestas de la secundaria. pero pude ver la Torre Eiffel, experimentar un negocio que quiero en mi vida. No creo que me perdí de mucho.”
Allison Kaye, de la compañía de Scooter Braun, ofrece una interesante perspectiva.
“Desde que tiene 14 años ha tenido el entrenamiento de negocios en su currículum. Podría tener un llamado cada semana con su abogado y manager y pueden hablar de contratos. Lo ve todo eso, y si hay algo que no entiende no tiene miedo de preguntar.”

La prueba de los poderes extraordinarios de Bieber esta rodeándonos El Tacoma Dome de 530 pies de diámetro es rodeado por cientos de chicas histéricas – las llamadas Beliebers. Es imposible entrar o salir del estadio sin terminar mal.
Ellas gritan en indeseables decibeles, ponen tonas en tus manos y ponen sus carteles de “Marry Me Justin” en tu cara.
Muchas parecen saber los nombres y cumpleaños de los miembros del staff, donde se quedarán en la noche y la siguiente, y el número de patente del autobús del tour.
En un mundo donde Katy Perry declara que quiere tener sexo con Rihanna, y Harry Styles de One Direction se acuesta con mujeres mayores, Bieber es el chico bueno, la única chica a la que quiere llevar a su casa es a su madre. es tan amenazante como Hello Kitty.

No hay sex tapes. Apenas habla de su novia, aunque admitió que si primer beso fue “el mejor de mi vida. Estábamos en el auto. Su con miedo pero espontaneo y fue increíble.”

Sacando esto, muchos creen que Bieber está sufriendo una crisis. Cuando estuvo enfermo en el escenario recientemente (aparentemente por tomar leche antes de salir a escena), los rumores decían que estaba por “hacer un Britney”.
A él no le gusta la idea: “No voy a formar mi vida con lo que la gente crea. Lo que sea que pase, pasa.”

También ha encontrado algunos rivales para sus fans de parte de las boybands británicas One Direction y The Wanted.


Justin con su novia Selena Gomez. Su primer beso fue “el mejor de su vida”.

“Nadie me amenaza; nadie puede hacerlo” insiste.
“Es copado tener otra gente joven en escena. pasé años siendo el único con esos shows – ahora hay más gente de mi edad.”
“Salí con One Direction, y los chicos de The Wanted son divertidos, muy divertidos. Mantengo distancia cuando van a clubs para divertirse – yo voy a casa.”
“Beber no es mi vida, no es para mi. Aún quiero que la gente piense que soy buena persona, buena influencia. Quiero seguir aquí mañana.”
Dos artistas que él conoció que hay tenido el test el tiempo son Paul McCartney y Elton John – pero lamentablemente el apenas puedo hablar de los encuentros: “Si, hablamos, pero no puedo recordar lo que ambos dijeron.”
Tiene mucho que decir cuando se trata de sus fans.
“Amo a mis fans; Amo la histeria masiva. Quiero decir, esto es lo que siempre quise. I vas a recordar cuando era un chico en campaña de marketing; fueron mis fans quienes me trajeron aquí.”
“Ellos fueron quienes aparecián en las estaciones de radio cuando yo tocaba, y así conseguí mi contrato discográfico. Así fue como todos comenzaron a decir, ‘¿Quién es este chicos, Justin Bieber que tiene a 10.000 chicas afuera del mall en New Jersey?’ Mis fans me hicieron.”

Como el gran líder que es de ellas, Bieber tiene absoluto control de sus seguidores. Uno de sus tweets puede vender ropa (Adidas) o cremas (Proactiv), o hacer que un artista desconocido ya no lo sea (Jepsen).
Así es como controla a los chicos. De hecho, el se describe a si mismo como que no tiene miedo – excepto, cuando se trata de volar.

“No me esta empezando a gustar los vuelos” dice él.
“Me asusta. Cuando me pongo ansioso, mi corazón empieza a ir muy rápido como si fuera a explotar. Y luego hay un ruido raro. la gente dice que es hay más chances de un accidente de auto que de avión, pero ellos toman un avión una vez al año, yo lo hago todo el tiempo. Y todo el tiempo siento que no tengo control. Si el avión se cae, estoy muerto. Siento que cada vez que subo a un avión pongo mi vida en riesgo.”

Mañana tiene que tomar otro avión, pero habla docenas mas durante este tour, el cual termina el año que viene. Pero ahora, luego de una hora de entrevista, su atención comienza a a vagar.
habla sobre lo que le gusta – The Simpsons, Family Guy, House, Tupac, the Beatles, Liam Neeson (“Lo conocí en Jonathan Ross; me gusta ese chico”).
También admite que le gusta Cheryl Cole.
“Ella es muy bonita” dice. Yo le digo que son sus 29 años es un poco vieja para él.Él se ríe y se para. “¿Es eso un reto? No es tan vieja. Nadie es muy viejo para mi, excepto tal vez 50 o 60.”

Él se para, para irse, pero antes se saca la remera y me muestra otro tattoo, una corona en su pecho.
“Rey de Pop” dice él. ¿Así que ese es el reto real?
El niega. “No tengo miedo de que nadie me venza.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Cuéntanos! ¿Que te Pareció?