Con la tecnología de Blogger.

30 nov. 2011

Fanfic: Summerboy Capitulo 20.


Repaso: Ya estabamos vestidos, sentados en la arena.. Pasaron horas, y nada.

"Voy a llamar al chofer" asenti recostando mi cabeza en su pecho. Oí unos murmullos hasta que dijo "ok" y tranco. "'A que no adivinas qué paso?" 

Lauren narra:




"No soy psiquica, ¿qué paso?" "El chofer se quedo accidentado pero me dijo que conoce a un tipo, que tiene un yate, y que si le dice que Justin Bieber lo necesita seguro nos lo presta" dijo riendo "Justin no es juego ¿y si no nos lo presta que?, ¿cómo vamos a hacer?" dije angustiada "Esperemos a la llamada del chofer y luego llamamos a Ty para que le diga a la directora no nos queda de otra". 
Estuvimos una media hora esperando la llamada cuando sonó el teléfono "Hola" pude escuchar los susurros detrás del celular "Ok te lo agradezco, sí bueno como a las 4" dijo mientras colgaba. "Listo preciosa,nada de que preocuparse,el señor nos prestará su yate para dormir y las 4 de la tarde de mañana viene el chofer a buscarnos" senti un alivio,al menos no dormiríamos en la arena "Que bueno, pero y ¿ahora como coño haremos con Margot?,la vieja querrá echarnos por nunca llegar" "Tranquila le diremos la verdad,no tenemos culpa de accidentarnos" dijo un poco despreocupado. Era yo o Justin estaba feliz de que la camioneta nunca hubiese llegado. Le envió un mensaje a Tyler contándole lo que nos habia sucedido y pidiéndole que le dijera a Margot que llegariamos mañana. Minutos después Tyler respondio que la directora dijo que no había problema,quedé totalmente asombrada. Esa vieja me odia con todo su ser, ¿y había dicho que no habia problema?, sin dudas alguien como que le había hecho el favor.
Nota para mi misma 
*No seguir planteando conversaciones conmigo misma en mi cabeza.
Sigo prosigo. 
"Justin, ¿cómo sabremos cuál es el bote y como coño se supone que vamos a entrar?" "Tú tranquila McLovin,el dueño del yate nos llevara hasta el muelle en donde está y nos va a dar las llaves DUHH" "A mí no me digas 'DUH' ok?" Dije riendo y dandole un pequeño golpe en el pecho. 
Había llegado el tipo en un carro que era wow,totalmente hermoso. Se bajó del auto y extendió su mano para estrecharla con la de Justin. ¿Cómo un chofer puede tener un amigo tan...millonario?. 

Justin narra:



El 'amigo' del chofer se bajo de su auto y me estrechó la mano "Justin Bieber" dije mientras estrechaba mi mano aún "Mucho gusto" continué. "Scott, mi nombre es Scott, también es un gusto conocerte. ¿Bueno ustedes son los que dormiran en el yate no?" dijo refiriéndose a mí y a Lauren, casi riendo. "Sí, ella es mi novia Lauren" dije mientras veía su cara de aburrimiento, sabía cuanto Lauren odiaba las presentaciones. "Bueno que esperamos suban,para que los lleve. Mi hija estará feliz cuando sepa que su padre ayudo a Justin Bieber, a ganarse a su novia" "No, es por eso" "Claro, ¿para qué otra cosa sería?" dijo riendo mientras se montaba en el carro. 

Lauren narra:



Yo me sonrojé, sentí como la sangre subía a mis mejillas. Justin me abrió la puerta trasera del carro y se sentó conmigo allí. El camino fue corto el muelle estaba más cerca de nosotros de lo que nos esperábamos. A decir verdad tenía miedo de ir al yate, ojalá el mar este tranquilo ya que si el yate se mueve mucho pasaré toda la noche vomitando,me mareo fácilmente. Nos bajamos del auto ya cuando habíamos llegado a un hermoso y prestigioso muelle,lleno de yates uno más caro que otro. No era muy tarde,eran casi las 5 y el sol estaba poniendose,el hombre nos guió hasta su yate,el cual era increíble. "Bueno aquí estamos chicos" dijo poniendo una de sus manos encima del yate "Oh por dios, esto si es un yate" dije asombrada "Y por esta noche es todo suyo" dijo el hombre,digo Scott. No pude evitar pensar el segundo significado de esa frase. A pesar de que el tipo tenía mucho dinero era hasta agradable. "Muchas gracias en serio" dijo Justin mientras recibía las llaves del yate "Está a su orden,bueno cuando lo desocupen le entregan las llaves a John cuando los vengan a buscar. Por cierto le mandan saludos" dijo alejándose de nosotros y montándose en su auto. "¿Quién es John?" le pregunte a Justin riendo "Supongo que el chofer" dijo mientras me tomaba de la mano y me llevaba a adentro del yate. Me hizo una seña con su cabeza para pasar y yo asentí. Entramos y el yate era aún más hermoso por dentro. Todo fino y limpio, decorado hermoso. Tenían un piano de cola blanco el cual asentaba con la decoración de colores suaves. Era tan mágico ese lugar. Volteé un momento para seguir el recorrido del lugar, y Justin desapareció de mi lado. Y comencé a oír una dulce melodía que provenía del piano. Sonreí al ver a Justin allí, tocando inspirado. Me senté a su lado, y comencé a besarle el cuello, luego la cara y luego comencé a besar sus labios, hasta que todo se puso..eh.. Digamos que terminamos en la cama besándonos.
Comenzó a besar mi cuello y a acarisiarme. Estaba ida en el momento.
Completamente ida, en sus brazos, como poseída por él. Me sentía tan segura con Justin..
El beso era cada vez más intenso. No pensé sólo me dejé llevar.
Pero sonaron unos pasos afuera. Me separé de él y comenzó a besar mi cuello, haciendo que fuera aún más difícil hablar. "Justin, Justin.. ¿Qué fue eso?" "Nada no hay nadie, estamos solos" "Justin yo oí algo, déjame ir" "No, no sonó nada" reí y lo aparté quedando a centímetros de distancia, pude ver en sus ojos intensos y hermosos color caramelo una sola cosa. Deseo.

Justin narra:



Me sentía en el cielo. Me sentía tan metido en el momento. Pero siempre hay interrupciones. "Justin, Justin.. ¿Qué fue eso?" Diablos. "Nada no hay nadie, estamos solos" dije rápido. "Justin yo oí algo déjame ir" "No, no sonó nada" dije tratando de volverla a besar. Pero ella me apartó, quedando a sólo centímetros de distancia. Me quedé hipnotizado en sus ojos verdes, los más hermosos que había visto. Pero apartó la mirada de la mía algo insegura. "¿Qué te pasa McLovin? ¿Hice algo malo o..?" Volvió a sonar algo afuera, ésta vez más duro, interrumpiendome. "¿Ves que sí sonaba algo?" "Tengo que ir a ver.." "NO, no, no, ¿y si te pasa algo?" "Voy a estar bien Lauren, tú quédate aquí, ¿está bien?" Dije con algo de humor, estaba totalmente preocupada por mí. Asintió y se mordió el labio. "Está bien.." Le dí un beso en la frente y me levanté de la cama, y me aproximé hasta la puerta, la abrí. "¿Quién es usted? Por qué está en éste yate?" "Justin Bieber, mucho gusto" le ofrecí mi mano gentilmente, el la agitó y se presentó "Lucas Davis, soy el vigilante del muelle, ví las luces encendidas y quería saber quién estaba aquí" asentí "Bueno, yo conocí al señor Scott, me prestó el yate por ésta noche" asintió y me miró confundido. "¿Usted dijo Justin Bieber?" "Sí, el mismo" "¿El cantante famoso? -asentí divertido, su cara de impresionado no tenía precio- ¿me puede dar un autógrafo?" "¿Tiene lapicero y papel, o algo?" "Sí, sí" dijo sacandolos de sus bolsillos, le escribí 'para Lucas de Justin' y se lo entregué, "Me gusta su canción Baby" "Gracias, se lo agradezco" "¿Justin, qué pasó?" Preguntó Lauren desde el cuarto, y el tipo abrió los ojos como platos. "¿Qué fue eso?" "Eh, mi novia" sonreí a medias. Asintió y cerré la puerta luego de despedirme y caminar hacia el cuarto. Pero Lauren no estaba allí. "¿McLovin?" Susurré mientras caminaba por todo el lugar buscándola, entré a la cocina y todavía nada. "BU" gritó desde atrás Lauren haciendome saltar. Comenzó a reír histéricamente y yo volteé los ojos. "No me asusté" "Pues claro que no" dijo sarcásticamente. Me hice el enojado y fui a la nevera a buscar agua. "¿Te enojaste?" Se recostó de mi espalda. "Pareces de 6 años Justin, era un juego" seguí sin responderle, tragándome la risa. "Responde Beaver o te juro que me voy al muelle y allí me duermo" me volteé y la besé, la monté en la mesa de la cocina todavía besandola. Se separó de mí y comenzó a pasar sus manos por mi cabello, "¿Por qué te gusta hacer eso?" "Es tan suave" río. Se acercó y lo olió. "Y huele mejor" siguió riendo. "El tuyo más, -me acerqué a ella y sentí olor a fresas- ¿fresas?" Asintió divertida. Me empujó gentilmente y me bajó de la mesa. "¿A dónde vas?" "Me voy a bañar." Me mordí el labio y ella me miró un rato. "Olvida lo que sea que tu mente pervertida de 17 años pensó" volteé los ojos. "No pensé en nada" "Ajá" caminó hasta el baño y se encerró. Yo la esperé acostado en la cama, y tomé la gorra que había quedado allí tirada. Y comencé el proceso de lanzar y agarrar en el aire la gorra.
Llegó Lauren en toalla algo, nerviosa. 
En. Toalla. 
Era totalmente una diosa. Todo en ella, y no pude evitar quedarme mirandola. Carraspeó su garganta y me miró con cara de póker. "¿Nadie te había dicho que era sumamente inapropiado mirar así a alguien?" "No, dímelo tú" le dije seductoramente. Volteó los ojos. "Justin, ¿qué me pongo? No traje más ropa.." "Ehm déjame ver si tiene algo aquí." asintió y me levanté a revisar las habitaciones. En una con decoración femenina encontré unos pijamas y se los llevé. "Gracias Beaver" dijo encerrándose de nuevo en el baño. Salió seca y en los pijamas. Short y blusa. Sus piernas. No mires,no mires. No me ayudaba en nada esto.
No la podía ver, iba a explotar. Así que la intenté ignorar.
"¿Qué pasa Beaver?" Dijo rodeando sus brazos en mi cuello y besandome el cuello. Quién la entiende. Primero dijo que no podía todavía pero todo lo que hacía indicaba que sí.
"Na…na…nada Lauren" contesté nervioso. Se levantó y se sentó al frente de mí, y me comenzó a besar. Tumbándome en la cama, con ella encima de mí. La aparté gentilmente y me acosté en la cama arropandome completo. "En serio Justin, ¿qué te pasa?" "Tengo sueño, eso es todo" mentí, la oí suspirar mientras se levantaba a apagar la luz y se volvió a acostar arropandose. "Te amo imbécil" "Yo más" pero no me moví. Temía que con un contacto, luego no me pudiera controlar.

Lauren narra:



Quería besarlo y abrazarlo sin soltarlo. No sé qué me pasaba, sentía que tenía que estar cerca de él, como si fuera un imán.
Pero él estaba raro, como si quisiera ignorarme. O me estaba ignorando.
"¿Qué pasa Beaver?" Dije rodeando mis brazos en su cuello y besándole el cuello.
No sé hasta dónde estaba capaz de llegar pero no quería pensar.
"Na…na…nada Lauren" me levanté y me senté adelante de Justin y lo comencé a besar. Tumbándonos en la cama, me apartó y se acostó en la cama arropandose completo. "En serio Justin, ¿qué te pasa?" Pregunté confunsa. "Tengo sueño, eso es todo" respondió, suspiré y me levanté a apagar la luz y me volví a acostar a su lado "Te amo imbécil" "Yo más" pero no se movió. No sabía qué le pasaba, éste no era él. Me sentí mal, incómoda, como si no me quisiera… de esa forma. 
Y duré mucho tiempo para poder dormir, pero al parecer él no…
"¿Justin, estás despierto?" Susurré acercándome a él. No respondió, al parecer seguía dormido. Diablos. 
Dí muchas vueltas hasta que logré dormir, al fín.

Desperté a un olor delicioso, abrí los ojos y era una bandeja con panqueques y jugo de naranja. Sonreí y me senté a buscar a Justin con la mirada, no estaba así que me levanté a asearme y al salir encontré una carta en la bandeja. Me senté a comenzar a comer y abrí la carta, 'Buenos días McLovin, espero que disfrutes tu desayuno, te espero arriba del yate. Te quiere, Beaver.'
Sonreí, tal vez lo de ayer sí era cansancio.
Comí lo más rápido que pude y me vestí antes de subir al techo del yate. Justin tenía una gorra de 'capitán' y estaba sentado adelante del timón. "Hola capitán" lo sorprendí por detrás y le dí un beso en la mejilla. Él me cargó hasta ponerme en sus piernas, y me comenzó a besar. "Amé el desayuno" "Por supuesto, soy excelente cocinando" dijo y yo reí. "Llamé a Scott, me dijo que podíamos navegar un rato, ya que nos vamos a las 4, tenemos tiempo de divertirnos" continuó. "Eh no sé, me mareo muy fácilmente" "Yo estoy aquí para cuidarte,¿sí?" Asentí y sonreí. Nos quedamos un rato viendonos a los ojos y luego yo me levanté, y él hizo igual. "¿Sabes manejar un yate?" "Claro que sé" dijo seguro. "Bueno, si me muero será tu culpa Beaver" "Créeme, no voy a dejar que te mueras" me guiño el ojo y al cabo de unos minutos yo me senté y comenzamos a movernos. Me recosté en el mueble y sentí como la brisa movía mi cabello. "¿A dónde vamos?" "A una isla que queda cerca" sonreí ante la idea. Llegamos al rato, era hermoso, aún más que la playa de ayer, precioso. 
"Te luciste" reí mientras me montaba en su espalda. "La arena está muy caliente reí." "¿Y por eso te montas en mi espalda?" "Sí" comencé a darle besos en el cuello y él me apartó nervioso y me bajó delicadamente. "¿Nos bañamos?" Asentí algo desanimada, ¿qué coño le sucedía?

Luego de salir del agua, nos sentamos en la orilla, en donde las olas que rompían mojaban la punta de nuestros pies. Recosté mi cabeza en su hombro y él me rodeó con su brazo. "Te amo Justin, sé que lo digo mucho y tal vez te canses pero…" "No me cansas, yo también te amo" dijo levantando mi mirada. Sonreí y me acerqué para besarlo, todo iba perfecto hasta que caímos en la arena y el beso se puso intenso. Justin se separó y se levantó. Yo hice lo mismo. "¿Qué te pasa? Desde ayer estás raro… ¿hice algo malo o…?" "No, es que… es complicado" "Si me explicas tal vez no sea tan complicado, ¿no lo crees?" Suspiró. "No creo" 
Ahora sí que estaba enojada. Odio que me oculten las cosas. Y sí, lo digo muy a menudo, pero simplemente lo detesto. Me levanté y comencé a caminar hasta el yate. "¡Lauren!" Oí decir a Justin desde el lugar donde estábamos, corrió hasta mí y me volteó. "Lauren no te enojes" "Tarde. Ya es algo tarde mejor nos devolvemos, ya van a ser las 4" suspiré. "Está bien". Nos devolvimos en silencio, yo seguía enojada porque él seguía sin decirme nada.
A las 3 y 55 llegó John, el chofer. Nos montamos, todavía en silencio y así llegamos al campamento. 
"Lauren, perdóname, ¿sí?" Lo ignoré y caminé hasta mi cabaña. "Si me dices la verdad de por qué actúas así" se quedó en silencio y yo le cerré la puerta en la cara. 
Sí, me enojo por tonterías pero él no quiere ser sincero conmigo. La verdad es que soy nivel 10 de intensidad en estos asuntos.
Y encontré a Melody con la cabeza en las rodillas, mirando a la nada. "¿Qué coño te pasa?" "Eh nada… ¿cómo te fue con Justin?" Dijo 'volviendo a la normalidad'. "Perfecto, luego raro, después perfecto, luego bien, luego mal, luego perfecto y después terrible." Asintió confundida. "¿Y a tí con Tyler?" "No lo sé…es que…" "Escúpelo" "Anoche lo hicimos… pero júrame que no le dirás…" la interrumpí. "¡¿¡QUÉ!?! ¿Aquí en el campamento?" Pregunté sorprendida. Asintió. "Pero qué, ¿fue tan malo?" Reí. "No, fue mágico, fue hermoso pero no sé… se puso raro luego de eso y no sabemos qué decirnos cuando nos vemos" "Oh -susurré- yo te puedo ayudar, quiero decir, puedo hablar con Tyler" "SÍ,sí por favor Lauren, amaría que lo hicieras" dijo abrazándome. "Okay okay pero no tanto amor Melody, suelta" asintió mientras se alejaba y se acostaba en su cama. "¿Vas a dormirte ya?" "¿Qué más podemos hacer?" "No lo sé… en el cuarto de Tom y Mike tienen un televisor, un microondas y siempre tienen palomitas. Podemos ir para allá, y llevamos algunas películas, ¿qué dices?" "Sí, sería genial" asentí. "Deja que me bañe y que me ponga mi pijama" asintió.
Duré un rato en la ducha, pero sólo porque el agua caliente siempre aclara mis problemas y todo eso. Tenía que hablar con Justin y resolverlo todo, pero mañana hoy no me iba a estresar" 
Tocamos la puerta de los muchachos viendo a todos lados para evitar problemas con Margaret, ya tenía suficiente con ella. "¿Quién…? Oh Lauren, pasa, entra, estás en tu casa…bueno en tu cabaña" reí, "Traje películas, tengo Saw 7 o Señor y Señora Smith." "Saw 7" oí decir a Mike desde el fondo. "¿Tienen palomitas?" Preguntó Melody mientras se sentaba en un puff. "Por supuesto, tenemos de todo aquí, mucho gusto, mi nombre es Mike" se presentó con su sonrisa encantadora, y le dió la mano. "Tiene novio Mike." "No lo hice con ese motivo Lauren" "Oh, por supuesto que no" dije sarcásticamente. "¿Tienen cervezas?" Le pregunté a Tom. "No, la directora arcoíris nos descubrió hace tiempo con unas, y nos mandó a hacer trabajo forzado, tuvimos que pintar paredes" "Mierda" suspiré. "Siento que tenemos tiempo sin vernos muchachos" seguí hablando. "Oh, te extrañamos Lauren" me dijo abrazandome Mike. "Mucha cursilería muchachos" dijo riendo Tom. "Comiencen la película, las cotufas están listas" siguió. Nos sentamos todos juntos y comenzó. Yo amaba las películas de terror, pero nunca me asustaba. Bueno, sí la primera vez que las veía… pero ésta ya la había visto. Se hizo la 1 de la mañana, entre hablar, jugar cartas, y terminar de ver la película. "La pasamos genial, chao chicos" "Adiós Lauren, adiós Melody" nos despedimos y salimos sigilosamente hasta nuestra cabaña a acostarnos y dormir. Tocaron mi puerta, otra carta de Romeo, al parecer.

Justin narra:



Sé que estaba mal espiar pero sólo estaba mirando a la ventana y ellas salieron, luego me quedé con los binoculares hasta que volvieron.
Horas. Malditas horas, ¿dónde habrán estado?. "Apaga esa maldita luz Justin" "Tyler es algo importante" "¿Otra carta de Romeo? Deja eso ya Justin" dijo un medio dormido Tyler. "Hoy es la última, lo juro". 
Es malo jurar en vano Justin.

6 comentarios:

  1. ME ENCANTA <3 pero no me gusta cuando Lauren y Justin se molestan :(

    ResponderEliminar
  2. Hayyyy♥ que bello*-* amo esta novela! apurense con lo de Justin y Lauren buenoxd

    ResponderEliminar
  3. Genial *-* SIGUELA LA AMO LA MIRO A DIARIO C:

    ResponderEliminar
  4. Ahhh Q Emocion Siguela Xfa..... <3

    ResponderEliminar
  5. Me encanta.... cada vez mas (: jajajaja lo amoooooooo<3 siguela por favor!

    ResponderEliminar
  6. AMO TU NOVE ES GENIAL YA QUIERO OTRO CAPI <3

    ResponderEliminar

¡Cuéntanos! ¿Que te Pareció?